Miley Cyrus, presionada por su imagen

LOS ANGELES, 2 (OTR/PRESS)

Con tan sólo 26 años, Miley Cyrus ya siente las presiones de la fama. La joven asegura en una entrevista que ya son muchas las voces del mundo del espectáculo que le han dicho que debería adelgazar o hacer algo con su cuerpo, como operarse el pecho. Una situación que no está siendo nada fácil para la actriz y cantante.

Lo único que quiere Miley Cyrus es ser una niña normal. "Sólo quiero que me dejen crecer", señala la cantante y actriz, que era muy consciente, antes de llegar a la fama, de que la imagen es muy importante para el mundo del espectáculo. Sin embargo, su popularidad llegó cuando apenas era una niña y eso no le preocupaba.

Ahora se está convirtiendo en una mujer, y asegura que siente que nadie la valora por su trabajo, sino que sólo se fijan en su apariencia. "Sé que no voy a ser nunca como una modelo de 1'80 y con un cuerpo perfecto, por eso cuando la gente me dice que pierda peso o me ponga pecho, les digo que eso no me importa", dice.

Aún así, explica a la revista 'Glamour' en una información recogida por otr/press, que el hecho de que estén continuamente presionándola le hace sentirse mal. En su intervención explica también que no le gustaría seguir la polémica estela de la cantante Britney Spears o de la actriz Lindsay Lohan.

En este sentido, Cyrus señala que ambas artistas han decepcionado a sus padres con el rumbo que han tomado en sus vidas, algo que ella nunca haría. "Además, tengo una hermana pequeña y no quiero que cuando vaya al colegio se rían y se metan con ella por mi culpa", apunta la cantante.

Por el momento, las críticas no le llegan por su trabajo, pero sí por su relación con el modelo de ropa interior Justin Gaston. El ser imagen de Disney le compromete a mostrar una vida ejemplar para los jóvenes estadounidenses, pero ella asegura que lo mejor en este caso es ser "honesta" y "no ocultar" su relación. "Lo quiero mucho y realmente no me importan las críticas", responde Miley.