Paris Hilton soñaba con ser como Diana de Gales

LOS ANGELES, 18 (EUROPA PRESS)

Paris Hilton considera que su escandalosa vida le ha impedido hacer realidad su mayor sueño: ser como Diana de Gales. La que en su día fue la rica heredera de un gran imperio hotelero ha perdido la oportunidad de continuar con el negocio familiar debido a sus escándalos.

La mala conducta de Paris deja huella. Parece que su célebre vídeo pornográfico en el que mantiene relaciones sexuales con su ex novio, el productor de cine Rick Solomon, no fue motivo suficiente para replantearse su comportamiento cuando salió a la luz en 2003.

En su momento, la famosa multimillonaria no dió crédito a lo ocurrido, pero hoy en día habla abiertamente del tema en el diario 'The Sun': "Cuando oí hablar de ello pensé 'Venga, perfecto. Será una broma'. Sin embargo, un par de horas después (el vídeo) ya estaba en la web y fue cuando lo ví". Y añade "es lo más intimo que puedes hacer en tu vida y resulta que lo está viendo todo el mundo y encima se ríen de ti".

Si a esto se le añaden muchos otros vídeos insolentes que se han filtrado, así como fotografías comprometedoras, y su mala racha en las barras de los bares, esta celebridad estadounidense no deja indiferente a nadie.

La cantante, modelo y actriz, no se conforma con salir en escenarios, pasarelas, cine y televisión, sino que también necesita llamar la atención conduciendo bajo los efectos del alcohol en repetidas ocasiones, que llegaron a conducirla a una sentencia condenatoria definitiva en junio de 2007.

Su estancia en la cárcel consiguió acabar con la paciencia de su abuelo y patriarca de la familia, Barron Hilton, que decidió finalmente invertir la herencia -60 millones de dólares- de la escandalosa e incorregible nieta en una fundación.

Según el diario 'The Sun' Paris comenta "esto no es lo que quería cuando era pequeña. No era lo que había planeado. Siempre cogía he admirado a personas como la Princesa Diana y ahora sé que nunca podré ser como ella".

El documental 'Paris, no Francia', que ha sido retransmitido en Londres, Nueva York, Tokyo, Los Angeles y Las Vegas, analiza el imperio que se ha creado la multimillonaria así como la niña que es frente a la mujer como personaje público.

La actriz alega: "La gente me ve como una Barbie, con una vida perfecta, una fantasía... Quizás es porque es lo que quiere ver". "Existe un misterio en lo que me respecta porque mi forma de ser en público es completamente diferente a la de ser en privado", concluye.