Quentin Tarantino reconcilia a Angelina Jolie y Brad Pitt

MADRID (EUROPA PRESS, por Esther Sanz)

Nunca antes un desfile por la alfombra roja de Cannes había despertado tanta expectación como el de Angelina Jolie y Brad Pitt. Esta semana se presentaba en el prestigioso festival de cine 'Inglorious Bastards', protagonizada por el actor bajo las órdenes de Quentin Tarantino, y todo el mundo se preguntaba si Brad viajaría a la ciudad francesa con Angelina. Los dos asistieron el pasado martes a la cena de gala en honor al equipo de la película, pero nadie sabía si acudieron como pareja o por separado. Los rumores sobre su ruptura se reavivaron al día siguiente, cuando la intérprete no acudió a la rueda de prensa que Brad ofreció para promocionar su último trabajo. Horas después se descubrió que la pareja se estaba reservando para el gran momento de la presentación oficial de la cinta, cuando apareció de la mano entre los aplausos del público congregado ante el auditorio.

Angelina Jolie eligió para su reaparición junto a Brad Pitt un vestido largo en color carne de Versace que, con la espalda al aire y una apertura lateral que dejaba al descubierto su pierna derecha, resaltaba al máximo el lado más sensual y atrevido de la actriz. En su caso, el intérprete optó por el clásico y elegante smoking negro, pajarita del mismo color y camisa blanca. A pesar de que no dudaron en abrazarse y mostrarse cariñosos en público, Angelina prefirió quedarse en un segundo plano y ceder todo el protagonismo a la estrella de 'Inglorious Bastards'. El cine ha vuelto a unir a esta pareja de película, si es que alguna vez llegaron a separarse.

Mientras todo Cannes estaba pendiente de la reconciliación de Brangelina, el miércoles fue hallada muerta en París la actriz Lucy Gordon, popular por su papel de rubia explosiva en 'Spiderman 3'. Según el diario 'The Telegraph', todo apunta a que Gordon, que ayer hubiera cumplido 29 años, se ahorcó en su apartamento mientras su novio dormía. De hecho, un dependiente de la Rue des Petites Écuries, donde ella vivía, ha asegurado que la pareja de la intérprete irrumpió en su tienda por la mañana pidiendo ayuda. Uno de sus vecinos ha contado que estuvo tomando algo con Gordon pocos días antes del suceso y que no notó nada raro en su comportamiento, pero sus allegados han revelado que la joven estaba muy afectada por el suicidio de un amigo suyo.

Por su parte, Rihanna ha iniciado una nueva etapa sentimental. La revista 'People' ha publicado que la artista fue vista el pasado lunes en actitud cariñosa con un chico en Nueva York, donde pasaron la noche en un local jugando a los bolos, tomando unas copas y bailando. El misterioso joven se llama Aubrey Graham, es conocido como 'Drake', tiene 22 años y también es cantante. De hecho, Drake está preparando su primer disco. Los testigos aseguran que la pareja no dudó en acariciarse y besarse y no se separó en todo el rato. Asimismo, afirman que Rihanna estaba "absolutamente resplandeciente". Parece que la artista, de 21 años, ha superado la agresión que recibió por parte de su ex, Chris Brown, y ha vuelto a confiar en el amor.

En el famoseo nacional, esta semana se ha especulado con que Julio Iglesias y su esposa, Miranda Rijnsburger, pudieran estar esperando su sexto hijo. La noticia fue dada en exclusiva por la revista 'Lecturas', que aseguraba que la holandesa se encontraba en su quinto mes de embarazo y que, por tanto, el bebé nacería en septiembre. La revista afirmaba incluso que el cantante estaría presente en el parto de su nuevo hijo y seguiría minuto a minuto sus primeras semanas de vida, ya que el nacimiento coincidía con un parón en su tour mundial. Sin embargo, '¡Hola!' desmintió categóricamente la noticia en su web. A sus 65 años, Julio Iglesias tiene ocho hijos: los cinco nacidos de su matrimonio con Miranda (Miguel Alejandro, de 11 años; Rodrigo, de 10; las gemelas Victoria y Cristina, de 8; y Guillermo, de 2) y los tres de su relación con Isabel Presyler, los archiconocidos Chábeli, de 37 años; Julio José, de 36; y Enrique, de 34.

Finalmente, la semana pasada ocurrieron dos importantes acontecimientos en la vida de Alba y Andrea, las hijas de los toreros 'El Cordobés' y Jesulín de Ubrique: su Primera Comunión. Jesús viajó a Madrid desde la localidad gaditana para reunirse con Andreíta y con Belén Esteban, con la que no coincidía desde su separación. Su encuentro fue tan tenso como se preveía y no se hablaron en toda la velada, a pesar de que se sentaron juntos en la iglesia. Además, Jesulín se marchó pronto del convite. La buena noticia para Andrea y su madre fue la presencia de Fran, el marido de Belén, de quien está distanciada desde hace unas semanas. La tensión de Madrid contrastó con la alegría de Sevilla, donde Alba Benítez hizo la comunión acompañada de su madre, Vicky Martín Berrocal, y su padre, Manuel Díaz 'El Cordobés', que acudió acompañado de su actual esposa, Virginia Troconis, y los hijos de ambos, Manuel y Triana. Durante la celebración se pudo comprobar una vez más la buena sintonía de la que siempre han hecho gala Vicky y 'El Cordobés'.