Sarah Jessica Parker en vilo por sus gemelas

LOS ANGELES, 21 (EUROPA PRESS)

Sarah Jessica Parker y su marido Matthew Broderick van a ser padres por segunda vez. Sin embargo, la que dará a luz no será la actriz, sino Michelle Ross, una madre de alquiler que va a tener gemelas. Por ello, la protagonista de 'Sexo en Nueva York' está preocupada por el estado de salud de Ross y, por consiguiente, por el de sus futuras hijas.

La actriz, de 44 años, y su marido Matthew Broderick, que ya tienen un hijo de seis años, decidieron acudir a una madre de alquiler a raiz de enterarse de que la estadounidense tenía problemas para volver a quedarse embarazada.

"Estoy nerviosa" comenta la actriz en la entrevista concedida en la televisión estadounidense. "Me siento incrédula. Me siento agradecida. Y me siento realmente afortunada. Mi hijo está tan emocionado y mi marido más aún", añade Parker.

La actriz confiesa que ella y Broderick han estado buscando durante mucho tiempo la forma de expandir su familia, y que para ello se han estado informando de todas las formas posibles para hacerlo: "Ésta era una de las maneras que meditamos más seriamente porque era la que más posibilidades nos ofrecía", confiesa Parker.

Además, añade que, ante todo, para ella fue toda una lucha intentar quedarse embarazada y admite que finalmente no había otra solución si quería tener más hijos más que recurrir a una madre de alquiler.

Tras tomar esta decisión, Sarah Jessica ha estado sometida a una presión mediática muy fuerte por todo lo que se ha llegado a decir de Michelle Ross, la mujer que lleva dentro a sus hijas.

Sarah Jessica menciona en la entrevista algunas de las cosas que se han llegado a decir de esta mujer: "que ha tenido amigos amenazados, familia amenazada e incluso familias de amigos amenazadas", "que la habían perseguido por la vía pública los fotógrafos y estaba embarazada", "le han pinchado el móvil, pirateado su información del ordenador, ha recibido amenazas y verdadero acoso".

Todos estos comentarios son los que empezaron a preocupar a Parker que añade "¿entendéis lo que es estrés, inquietud, y lo que el miedo puede llegar a hacer?". Por supuesto la actriz tiene motivos para mostrarse nerviosa.

"Cada día, cada hora, me siento muy angustiada por la salud y la seguridad de ella (Ross) y por la de mis gemelas" explica la actriz. "Hay gente a la que le trae sin cuidado ella, su salud, su seguridad, y el hecho de que mis pequeñas no lleguen incluso a nacer en su momento, y sufrir por todo lo que pasa. Esto puede llegar a ocurrir", añade preocupada la actriz.

A pesar de no poder ocultar su preocupación, la famosa estadounidense no puede evitar agradecer a Ross el llevar dentro a las que pronto van a ser sus niñas. Parker comenta "ella hizo la importante elección de hacer parte de nuestra vida y todo es gracias a su honor. No encuentro palabras para describir todo lo bueno que opino sobre esta decisión".