Biscarrués (Huesca) muestra estos días su Monumento de Semana Santa, uno de los pocos que quedan en Aragón

HUESCA, 9 (EUROPA PRESS)

La localidad oscense de Biscarrués muestra, estos días, su Monumento de Semana Santa, una obra de arte que se instala en estas fechas en la iglesia de la localidad y es que esta localidad alberga uno de los pocos Monumentos de Semana Santa que ha sobrevivido en Aragón.

Este gran monumento eucarístico, muestra de arquitectura efímera y del arte popular del siglo XVIII, es colocado en el interior de la parroquial en estos días para albergar el Sagrario.

Esta obra singular está formada por veintitrés lienzos y un sagrario, que componen un templete montado durante decenas de años en los días de la Semana Santa. Su primer arco abre el camino y a lo largo de las siguientes escenas se recorre la pasión de Cristo, hasta la llegada a Dios padre, esperando a las puertas del cielo. Representa el tiempo en que el Salvador sufrió la pasión en manos de los hombres para culminar con un mensaje de esperanza.

Tal como marca la tradición este monumento se usaba únicamente para guardar el cuerpo de Cristo tras la eucaristía del Jueves Santo y ante él se mantiene la tradición de velar hasta el Viernes Santo. Para adornarlo aún se colocan las cabelleras largas plantas de trigo banco crecidas en bodegas en señal de luto. Otra tradición que se mantiene es poner la cabeza dentro de la arqueta tras la misa del Viernes y rezar unas oraciones con la creencia de que por haber sido un lugar sagrado cura los dolores de cabeza.

El ayuntamiento de Biscarrués ha establecido un horario de visitas guiadas. En Semana Santa, festivos y fines de semana de abril y mayo, el horario de visitas es de 11.00 a 13.30 horas y de 17.00 a 20.00 horas. También se ofrece una visita cultural complementaria por la Ruta de la Piedra.