Cáceres pide apoyo de instituciones para que las víctimas de violencia de género se sientan protegidas

CÁCERES, 14 (EUROPA PRESS)

El Obispado de Coria-Cáceres transmitió hoy su "repulsa" por el caso de violencia de género ocurrido el pasado viernes en Valencia de Alcántara, en el que una mujer falleció presuntamente a manos de quien fuera su marido.

Asimismo, a través de un comunicado de prensa, reclamó el "apoyo" de todas las instituciones, públicas y privadas, para que aplicando cuantas medidas, sociales, sanitarias y psicológicas sean "necesarias", las víctimas se sientan "protegidas por el conjunto de la sociedad".

Tras manifestar su "dolor" por el "triste suceso" de Valencia de Alcántara, como ante cualquier otro que "atente" contra la vida humana, el Obispado solicitó igualmente a todos los diocesanos que también colaboren en la erradicación de este tipo de violencia y que eleven una oración por quien ha perdido la vida y por los familiares y amigos que sufren su ausencia, dijo.

Finalmente, recordó que hace unas semanas el obispo publicaba un artículo sobre "el derecho a la vida" recogiendo una frase del Catecismo de la Iglesia Católica en el que se reflejaba que toda "vida humana es sagrada y sólo Dios es Señor de ella, desde su comienzo hasta su término; nadie en ninguna circunstancia puede atribuirse el derecho de matar de modo directo a un ser humano inocente" (n.2258). Y de ahí sacábamos un principio ético fundamental: todo lo que protege la vida es bueno y todo lo que ataca la vida es malo", concluyó.