Las Abuelas de Plaza de Mayo restituyen la identidad al nieto número 97

  • Buenos Aires, 13 feb (EFE).- Las Abuelas de Plaza de Mayo anunciaron hoy que han encontrado a otra hija de desaparecidos durante la última dictadura argentina (1976-1983), con lo que suman 97 los nietos a los que se ha restituido su verdadera identidad.

Buenos Aires, 13 feb (EFE).- Las Abuelas de Plaza de Mayo anunciaron hoy que han encontrado a otra hija de desaparecidos durante la última dictadura argentina (1976-1983), con lo que suman 97 los nietos a los que se ha restituido su verdadera identidad.

"Cuando nos enteramos hubo fiesta, llanto y brindis", dijo la titular del organismo humanitario, Estela de Carlotto, al dar a conocer la noticia en un acto en la ex Escuela de Mecánica de la Armada (ESMA), la principal cárcel clandestina del Gobierno de facto.

"El logro número 97 de todos. Es una alegría verla que está bien, salvarla de la mentira, contarle de quién nació. Ver eso es un milagro de reparación para ella y para toda la sociedad", apuntó.

Según precisaron a Efe fuentes judiciales, la joven recuperada es hija de Beatriz Recchia, quien estaba embarazada de cinco meses cuando fue secuestrada en 1977 y llevada a la unidad militar de Campo de Mayo, a las afueras de Buenos Aires.

Su padre, Antonio García, fue asesinado en aquel operativo militar, mientras que otra hija de la pareja fue entregada a su abuela materna, que hoy integra la organización de las Abuelas de Plaza de Mayo.

La joven fue registrada como hija de un suboficial del servicio de inteligencia del Ejército, que en 1985 fue designado agregado militar y naval de la embajada argentina en Roma.

Tras negarse en primera instancia a someterse a pruebas genéticas, la joven finalmente accedió a hacerse unos análisis que determinaron que su madre biológica es Beatriz Recchia.

Por iniciativa de las Abuelas de Plaza de Mayo, unos 3.300 jóvenes argentinos han acudido a la Comisión Nacional por el Derecho a la Identidad (Conadi) para investigar su procedencia, debido a que se calcula que unos 500 bebés fueron robados a sus padres durante la dictadura militar.

Según cifras oficiales, unas 18.000 personas desaparecieron durante el último Gobierno de facto en Argentina, aunque las entidades de derechos humanos elevan la cifra de víctimas a 30.000.