PSOE de Melilla exige que se "cumpla la Ley de Memoria Histórica" y se retire la estatua de Franco de la vía pública

MELILLA, 14 (EUROPA PRESS)

El PSOE de Melilla exigió hoy al presidente de la Ciudad Autónoma, Juan José Imbroda (PP), que "cumpla la Ley de Memoria Histórica" y retire la estatua de Franco de la vía pública, la única queda en España tras la desaparición de la de Santander, después de que Imbroda anunciara ayer que la escultura se quedará en su sitio si el Ministerio de Defensa no le encuentra una ubicación en dependencias militares.

En rueda de prensa, la secretaria de Organización del PSME-PSOE, Ana Mansilla Mansilla, quiso poner de relieve "las diferencias" entre socialistas y populares "en la manera de dar el pistoletazo de salida a la precampaña" de las elecciones europeas. "Mientras que el PSOE anuncia unas jornadas parlamentarias y la visita de eurodiputados, Imbroda lo hace a la sombra del dictador", señaló.

Mansilla se refería así a la celebración este jueves y viernes de una reunión de europarlamentarios socialistas en Melilla, una delegación encabezada por el Secretario de Ciudades de la Ejecutiva a nivel nacional de los socialistas, Antonio Hernando, y que contará con el melillense Juan Fraile, miembro de la Comisión de Desarrollo y Mercado Exterior; Iratxe García, de la Comisión de Fondos Europeos e Igualdad; Manuel Medina, de la Comisión de Libertades Públicas y Justicia; e Inés Ayala, de la Comisión de Medio Ambiente, Transporte, Turismo y Relaciones con los Países del Magreb.

La número tres del PSOE adelantó que su formación política "no va a entrar a este trapo" de la retirada o no de la estatua de Franco si Defensa no le busca una ubicación, como anunció el presidente melillense, y zanjó la cuestión subrayando "la Ley está para cumplirla".

En este punto, en respuesta a las declaraciones de Imbroda sobre que no se trata de una efigie al dictador sino de Franco en su condición de comandante de la Legión que salvó a la ciudad en 1921 en la guerra con el Rif, Mansilla concluyó: "para Imbroda Franco no era un dictador, para el PSOE sí".