Los zaheridos por Fidel Castro no le contestan

  • La Habana, 23 abr (EFE).- El líder cubano Fidel Castro tiene una de sus temporadas más prolíficas como columnista de prensa, a veces hasta con cuatro artículos en 24 horas, y lanza recios ataques a dirigentes de todo el mundo, pero ninguno le contesta, al menos directa y públicamente.

La Habana, 23 abr (EFE).- El líder cubano Fidel Castro tiene una de sus temporadas más prolíficas como columnista de prensa, a veces hasta con cuatro artículos en 24 horas, y lanza recios ataques a dirigentes de todo el mundo, pero ninguno le contesta, al menos directa y públicamente.

El mandatario norteamericano, Barck Obama, el primer ministro británico, Gordon Brown, y los presidentes de México, Felipe Calderón, y Panamá, Martín Torrijos, son algunos de los muchos zaheridos en las "Reflexiones" de Castro que hasta ahora no se han dignado a replicar.

El ex gobernante de 82 años, que no aparece en público desde 2006, mezcla ataques con halagos y descalificaciones con reconocimientos en sus escritos de las últimas semanas sobre Obama, a quien llama hombre de "buena fe", pero considera incapaz de cambiar el rumbo del "imperio" norteamericano.

Castro escribe prácticamente a diario sobre Obama -en el último artículo le acusa hoy de mentir para justificarse-, pero el presidente de Estados Unidos no se refiere nunca a él directamente, ni comenta sus columnas.

El ex gobernante cubano sostiene que Obama tiene "talento" y dice que no desea "lastimarlo", pero agrega que "son evidentes las formas contradictorias con que se expresan las ideas del presidente norteamericano".

Pero el aludido y su secretaria de Estado, Hillary Clinton, cuando hablan de Cuba no citan al prolífico articulista sino a su hermano menor, el general Raúl Castro, que lo reemplazó en la Presidencia hace 14 meses.

Tampoco le contestó Brown sobre una acusación nada velada de racismo, cuando Castro el pasado día 14 aseguró que el primer ministro británico "trató con prejuicios al propio Obama por su condición de hombre negro" durante la reunión de líderes del G-20 celebrada en Londres.

De Calderón, Torrijos y los primeros ministros de Trinidad y Tobago, Patrick Manning, y Canadá, Stephen Harper, se mofó en otra nota por haber afirmado que la reunión de líderes americanos celebrada días atrás en Puerto España fue "la más extraordinaria Cumbre que tuvo lugar nunca".

"Algún milagro debió producirse, pensé. La piedra filosofal ha sido descubierta", ironizó el todavía primer secretario del gobernante Partido Comunista de Cuba, pero tampoco han trascendido respuestas públicas de ninguno de los cuatro a esos despectivos comentarios del octogenario líder.

También ha zarandeado Castro a la Organización de Estados Americanos (OEA), a la que califica de "infame", y a su secretario general, el chileno José Miguel Insulza, pero este tampoco ha querido entrar al trapo.

Para la OEA "el tren ha pasado hace rato, e Insulza no se ha enterado todavía", escribió el ex mandatario cubano en otra de sus columnas, que reproducen todos los medios informativos cubanos, estatales sin excepción.

La Cumbre de las Américas del pasado fin de semana en Trinidad y Tobago es el combustible de las últimas "Reflexiones", en las que se muestra implacable con los líderes latinoamericanos que, según él, se han mostrado abyectos ante Obama.

Según diplomáticos y analistas consultados en La Habana, Fidel Castro parece enardecido por los elogios de muchos mandatarios del continente al presidente norteamericano y a la Cumbre, a la que ha decidido calificar de "secreta".

Incluso su principal aliado ideológico, el presidente de Venezuela, Hugo Chávez, alabó la actitud del nuevo líder estadounidense durante la reunión de Puerto España, le dijo que quiere ser su "amigo" y habló de recomponer las relaciones bilaterales.

El ministro de Exteriores de España, Miguel Ángel Moratinos, resumió recientemente en Madrid la actitud hacia el ex presidente, que semanas atrás calificó a ese país de "minipotencia" y de "imperio en muletas".

"Yo no comento las declaraciones de Fidel Castro. Puedo comentar o evaluar las declaraciones de aquellos que dirigen el país en estos momentos", dijo Moratinos.