Una dominicana alumbró a su tercer hijo en el metro de Santo Domingo

  • Santo Domingo, 12 may (EFE).- El metro de Santo Domingo, por cuya construcción se recuerda una agria disputa entre el Gobierno dominicano y la oposición, tendrá a partir de ahora una historia diferente qué contar con el nacimiento de Gregorio, llegado al mundo felizmente en una de las estaciones de la polémica obra.

Una dominicana alumbró a su tercer hijo en el metro de Santo Domingo

Una dominicana alumbró a su tercer hijo en el metro de Santo Domingo

Santo Domingo, 12 may (EFE).- El metro de Santo Domingo, por cuya construcción se recuerda una agria disputa entre el Gobierno dominicano y la oposición, tendrá a partir de ahora una historia diferente qué contar con el nacimiento de Gregorio, llegado al mundo felizmente en una de las estaciones de la polémica obra.

El tercer vástago de Amarilis Jorge, de 25 años, no dio tiempo a que su madre llegara al hospital donde cuidaba su embarazo, y nació en la estación "Gregorio Luperón" del metro, nombre del héroe de la Restauración dominicana que ahora llevará el niño.

"Yo jamás pensé que iba a dar a luz en el metro", expresó Jorge, quien alumbró hace una semana y cuya historia fue revelada hoy por el vespertino El Nacional.

La rapidez con la que se desplaza el subterráneo fue lo que motivó a una cuñada de Jorge a subirla a uno de sus vagones, al considerar que si utilizaban un autobús "habría problemas" antes de llegar al centro de salud.

Sin embargo, la mujer no pudo esperar más y parió en el metro, asistida por su cuñada y un hombre que se identificó como paramédico, según contó la publicación.

La madre de Gregorio dijo sentirse "sorprendida y feliz" del acontecimiento, aunque se quejó del "gran" apetito del nuevo miembro de la familia que procreó con Kelvin Evangelista, un empleado privado.

Entrevistada en su vivienda de Sierra Prieta, un deprimido y apartado paraje del municipio Santo Domingo Norte, la joven madre aseguró que aún no ha logrado obtener el acta de nacimiento de Gregorio debido a que el hospital donde fue conducida tras el parto le explicó que no puede hacerlo porque el niño no nació allí.

"Yo quiero saber a dónde tengo que ir, porque ahora no sé qué hacer para declararlo", dijo Amarilis.