Una empresa mexicana busca revolucionar el pago de servicios desde el hogar

  • México, 7 mar (EFE).- La empresa mexicana Home Terminal Solutions (HTS) lanzará en mayo próximo una tecnología propia con la cual pretende revolucionar la manera en que las personas realizan los pagos de servicios desde la comodidad de sus hogares, informó hoy en entrevista con Efe su presidente y fundador, José Smeke Farca.

Una empresa mexicana busca revolucionar el pago de servicios desde el hogar

Una empresa mexicana busca revolucionar el pago de servicios desde el hogar

México, 7 mar (EFE).- La empresa mexicana Home Terminal Solutions (HTS) lanzará en mayo próximo una tecnología propia con la cual pretende revolucionar la manera en que las personas realizan los pagos de servicios desde la comodidad de sus hogares, informó hoy en entrevista con Efe su presidente y fundador, José Smeke Farca.

A través de "Bill-e", una mezcla de teléfono, terminal de pago inalámbrica, ordenador e impresora, la compañía busca que las personas realicen los pagos de todos sus servicios y mantengan un control estricto sobre sus finanzas personales con solo presionar una pantalla táctil.

Entre los servicios que podrán pagar se encuentran telefonía, televisión por cable, internet, bancos, agua, luz, impuestos, etcétera.

Smeke Farca, de 32 años, inventó y diseñó el dispositivo, que se fabrica actualmente en China e integrará en el futuro otros servicios como consulta de páginas amarillas, radio, televisión y un servicio de mensajería entre los usuarios del "Bill-e".

El desarrollo recuerda al "Minitel" creado en Francia en la década de los ochenta, una red de servicios comerciales paralela a internet, aunque la versión mexicana sí está basada en internet e incluye una serie de avances tecnológicos superiores, como un lector de tarjetas de crédito en una ranura lateral para realizar pagos.

Con el dispositivo, que la empresa promete regalar al cliente y sin ningún cobro mensual por usarlo, el consumidor puede dar de alta sus cuentas de servicio, recibir notificaciones del aparato cuando llega el día del pago e imprimir un comprobante si lo desea.

El servicio que brindará HTS será financiado por las compañías que permitan hacer sus cobros a través de la plataforma "Bill-e", las cuales, además de ser en parte inversionistas y socias de la empresa, podrán hacer publicidad en la pantalla de las unidades.

Solo hace falta conectar el mecanismo a la corriente eléctrica, que no requiere más conexiones para funcionar, ya que trabaja con tecnología GPRS, como la que utilizan algunos teléfonos celulares.

El lanzamiento oficial del producto será en mayo próximo y la compañía iniciará con una cartera de 500.000 clientes, explicó el ejecutivo.

Sin embargo, en principio no todas las personas tendrán acceso a la máquina con la pantalla táctil (solamente unas 10.000), sino que la mayoría empezará primero usando una aplicación del "Bill-e" en internet, mientras HTS amplía su base de mercado.

Las proyecciones del negocio son terminar 2009 con un millón de clientes, y cerrar 2010 con 5 millones.

La idea de la novedosa máquina nació en 2005, cuando Smeke sufrió un fraude electrónico en un negocio de distribución de motocicletas ubicado en la ciudad de Cuernavaca, que lo obligó a cerrar.

Durante un tiempo tuvo que recorrer con frecuencia los 88 kilómetros que separan Ciudad de México de Cuernavaca para pagar recibos de teléfono, luz e impuestos de su extinta empresa, lo que lo motivó a crear un dispositivo capaz de agilizar sus pagos.

En esencia se trata de una terminal punto de venta, como la que utilizan restaurantes y comercios, pero con "funciones avanzadas y múltiples".

Para iniciar el proyecto, Smeke buscó financiación pública y obtuvo un millón de pesos (unos 65.400 dólares) de la Secretaría de Economía, por medio del programa "Capital Semilla", con lo que arrancó su empresa.

El joven empresario indicó que una de las ventajas de su invento es que logra crear una cultura "sin papel" y "evita que las compañías de servicios impriman los millones de sobres al mes que gastan para enviar sus facturas de cobro".

"Estamos hablando de que podemos reducir en cerca del 80% el costo actual de distribución de correspondencia de una empresa de servicios", apuntó.

Asimismo, permite que un recibo de pago llegue solo unos minutos después de que es generado por la empresa de servicios, al contrario de lo que sucede con las compañías de correos, que de acuerdo con Smeke tardan hasta 25 días en hacerlo.

Después de México, HTS pretende penetrar el mercado de EE.UU. y Centroamérica.