El acusado del tiroteo en el metro de Madrid dice que llevaba revólver porque le iban "a matar"

  • Madrid, 14 abr (EFE).- El argentino Luis P.P, acusado de disparar a otro pasajero en la línea 7 de Metro de Madrid en octubre de 2007, ha reconocido hoy en el juicio que se sigue contra él en la Audiencia Provincial, que llevaba un revólver en la cintura porque "sabía que me iban a matar", pero que sólo lo usó para defenderse.

El acusado del tiroteo en el metro de Madrid dice que llevaba revólver porque le iban "a matar"

El acusado del tiroteo en el metro de Madrid dice que llevaba revólver porque le iban "a matar"

Madrid, 14 abr (EFE).- El argentino Luis P.P, acusado de disparar a otro pasajero en la línea 7 de Metro de Madrid en octubre de 2007, ha reconocido hoy en el juicio que se sigue contra él en la Audiencia Provincial, que llevaba un revólver en la cintura porque "sabía que me iban a matar", pero que sólo lo usó para defenderse.

Los hechos ocurrieron el 25 de octubre de 2007 cuando, según recoge el escrito del fiscal, a la altura de la estación de Valdezarza se produjo una discusión entre dos pasajeros, ambos de nacionalidad argentina, en el curso de la cual el acusado sacó del bolsillo de su chaqueta un revólver con el que disparó contra Carlos B. alcanzándole en la mano izquierda.

Acto seguido, el acusado salió corriendo con el maletín que portaba Carlos, que le perseguía y que recibió un segundo disparo, esta vez en el abdomen, hasta que fue reducido por dos pasajeros y detenido por la policía.

El acusado, que llevaba siete meses en España intentado homologar su título en Derecho y para el que el ministerio público pide nueve años de prisión, ha explicado hoy que había comprado el arma hace 20 días porque le habían avisado que un antiguo cliente suyo, que ya había amenazado a su hija, "iba a venir a por mí".

Según su versión de los hechos, Carlos le agredió con un cúter y él le pegó un tiro en la mano para desarmarle.

"Le disparé porque me atacó, casi me arrancó una oreja. Amenazado como estaba no me lo pensé dos veces, pero en ningún momento pensé en matar a nadie, sólo en defenderme", ha explicado el acusado, quien ha apuntado que si hubiera querido, "hubiese sido facilísimo matarle".

En cuanto al segundo disparo, ha explicado que intentaba librarse de Carlos, que le perseguía por las escaleras mecánicas de la estación, y que aunque apuntó a la pierna, "desafortunadamente" la bala impactó en el estómago.

El acusado ha explicado que se llevó el maletín de Carlos porque el cúter había caído en su interior, pero el tribunal no le ha dejado extenderse sobre este punto, y tampoco a los testigos, alegando que en este juicio sólo se juzga un delito de homicidio en grado de tentativa.

Fuentes jurídicas han explicado a Efe que en 2007 ya se abrió una causa relativa al maletín, en la que se vio implicado David Corsín García, un ex concursante del programa de televisión 'Gran Hermano', así como su hermano Pedro, a los que se acusó de quedarse con el maletín que supuestamente contenía droga.

En la sesión de hoy han comparecido en calidad de testigos los dos hermanos que en diciembre de 2007 quedaron en libertad por estos hechos, ya que fue Pedro M. Corsín quien, junto a un ciudadano rumano, redujo al acusado.

"Cogí el maletín y lo tiré a unos setos", ha explicado negando que hubiera llamado a su hermano para que lo recogiera, versión que éste ha confirmado: "No tuve en ningún momento un maletín".

El juicio continuará mañana.