Un año de libertad vigilada para una menor que entró por el conducto de ventilación para robar en un piso en Cantabria

SANTANDER, 13 (EUROPA PRESS)

La Sección Primera de la Audiencia Provincial de Cantabria ha impuesto un año de libertad vigilada por un delito de robo con fuerza para una menor de edad que accedió a través de un conducto de ventilación a una vivienda en la que fue sorprendida.

Según relata la sentencia hecha pública hoy, en septiembre de 2007, la joven, de 16 años de edad, acompañada de otra de 14, entró en una vivienda de Castro Urdiales, en más de una ocasión, tras romper la rejilla de ventilación de la puerta de la terraza de la cocina del domicilio.

La propietaria, que se había marchado el día antes dejando el piso cerrado, regresó y, al escuchar ruidos en el baño, llamó a la policía, que acudió al lugar de los hechos y detuvo a las jóvenes. En ese momento no llevaban nada encima.

Sin embargo, el dormitorio se encontraba revuelto, con cajones, armarios y joyeros abiertos. Y a la dueña del piso le faltaban 10 pares de zapatos, dos sortijas, un DVD y una cámara digital, entre otros efectos que valoró en 9.800 euros.

Las menores sostuvieron que cuando fueron sorprendidas era la primera vez que entraban en la vivienda, y que lo habían hecho por curiosidad, versión que se descarta al considerarse probado que, al no estar forzada la puerta, ellas fueran las únicas que accedieron al domicilio.