Familiares y amigos despiden a Vega en una ceremonia íntima

MADRID, 14 (EUROPA PRESS)

Familiares y amigos despidieron el jueves a Antonio Vega en el cementerio de La Almudena de Madrid, donde sus restos mortales fueron incinerados. Alrededor de un centenar de personas, entre ellas una decena de fans y seguidores del músico madrileño, quisieron dar el último adiós al cantante y compositor, que falleció el martes a los 51 años de edad.

El coche fúnebre salió de la sede madrileña de la Sociedad General de Autores y Editores (SGAE), de la que era socio desde 1980, y en la que se había instalado la capilla ardiente desde las 13.00 horas del miércoles. A su llegada al cementerio, el vehículo iba precedido de otros tres coches que portaban ramos de flores y más de una veintena de coronas.

La ceremonia fue breve, íntima y humilde, en la capilla del cementerio y comenzó unos minutos antes de la hora prevista (11.30) con un pequeño responso. Algunas personas no pudieron acceder a la pequeña capilla del cementerio madrileño y tuvieron que seguir la ceremonia a las puertas.

A la salida, sobre las 12.00 horas, en medio del silencio y el respeto a los familiares, los asistentes dieron sus condolencias a la familia de Antonio Vega, y dedicaron muestras de cariño y abrazos a sus más allegados.