Brooke Shields se enoja porque un periodista sacó a su madre de la residencia de ancianos

  • Los Ángeles (EE.UU.), 19 may (EFE).- La actriz Brooke Shields ha acusado a un periodista y un fotógrafo del tabloide National Enquirer de engañar y sacar de la residencia de ancianos a su madre de 75 años, que sufre demencia, para realizar una entrevista, informaron hoy medios estadounidenses.

Brooke Shields se enoja porque un periodista sacó a su madre de la residencia de ancianos

Brooke Shields se enoja porque un periodista sacó a su madre de la residencia de ancianos

Los Ángeles (EE.UU.), 19 may (EFE).- La actriz Brooke Shields ha acusado a un periodista y un fotógrafo del tabloide National Enquirer de engañar y sacar de la residencia de ancianos a su madre de 75 años, que sufre demencia, para realizar una entrevista, informaron hoy medios estadounidenses.

A raíz de lo ocurrido, la popular intérprete de "The Blue Lagoon" (1980) decidió trasladar a su madre, Teri Shields, a un nuevo hogar para la tercera edad, según explicaron los abogados de la actriz.

"Fue algo vergonzoso", dijo Shields a la revista People. Según la artista, el periodista, "en busca de una historia para tabloides", sacó a Teri Shields de la residencia de ancianos en Old Tappan (Nueva Jersey) el pasado jueves tras alegar que era amigo de la anciana.

Según el National Enquirer, el periodista y Teri Shields se conocen desde hace una década.

"Teri solicitó al periodista que la sacara a comer y hacer unos recados", argumentó la publicación.

La policía de Old Tappan investiga el suceso, aunque Shields no ha presentado cargos, según explicó su abogado, Gerald Lefcourt.

Thomas Shine, de la policía de Old Tappan, explicó que las autoridades encontraron a Teri Shields, junto a un periodista, en un restaurante al lado de la residencia.

"A Teri Shields se la había permitido abandonar el recinto, basándose en su protocolo o política de empresa", comentó. "La mujer estaba bien (...). Lo que investigamos es quién dejó que saliera de las instalaciones, porque al parecer hubo permisos por escrito", añadió.

"Como sabe cualquiera que tiene a uno de sus padres con demencia o Alzheimer, es una de las experiencias más duras que puedes pasar como hijo o hija", dijo Shields a People. "La idea de que el National Enquirer se haya aprovechado de su estado es algo reprochable", agregó.