Brown defiende a la ministra que pagó películas porno con sus dietas oficiales

  • Londres, 30 mar (EFE).- El primer ministro británico, Gordon Brown, salió hoy en defensa de su ministra del Interior, Jacqui Smith, tras conocerse que el dinero que recibe en concepto de dietas parlamentarias se empleó para pagar dos películas pornográficas.

Brown defiende a la ministra que pagó películas porno con sus dietas oficiales

Brown defiende a la ministra que pagó películas porno con sus dietas oficiales

Londres, 30 mar (EFE).- El primer ministro británico, Gordon Brown, salió hoy en defensa de su ministra del Interior, Jacqui Smith, tras conocerse que el dinero que recibe en concepto de dietas parlamentarias se empleó para pagar dos películas pornográficas.

En unas declaraciones a la prensa durante su reunión con el primer ministro australiano, Kevin Rudd, Brown manifestó que la titular de Interior está haciendo "un gran trabajo" y que "ha hecho lo correcto" al pedir disculpas y devolver el dinero.

"No creo que este asunto debiera restar valor a todo lo que ha hecho para la seguridad de la población", declaró el primer ministro, que añadió que la ministra "ha hecho lo correcto al rectificar el error cometido tan pronto como estuvo al tanto".

"Se trata de una cuestión muy personal para Jacqui. Se ha disculpado y su marido ha dejado claras también sus disculpas. Lo mejor es que Jacqui Smith siga con su trabajo, que es lo que quiere hacer", manifestó Brown.

Smith, que ya estaba siendo investigada por otro uso dudoso de sus dietas oficiales, explicó que el gasto de contratar las películas de Virgin Media, de unas 67 libras (72 euros), se incluyó "por error" en una factura de servicios de internet.

La ministra aseguró desconocer que entre el paquete de filmes se incluían dos pornográficas, adquiridas el año pasado por su marido, Richard Timney, supuestamente cuando ella estaba fuera.

El esposo de la interesada, que además es su asistente parlamentario, se disculpó este domingo por "la vergüenza" causada a su pareja y dijo entender que la gente se sienta "furiosa y ofendida" por el incidente.

Según fuentes citadas por la BBC, la ministra se quedó "lívida" cuando se enteró de que entre las películas había dos pornográficas, y "le pegó una buena bronca" a su esposo, aunque en seguida descartó presentar su dimisión por el incidente.

Smith, cuya residencia familiar está en el condado central inglés de West Midlands, está siendo investigada también para ver si rompió las normas al reclamar dietas por una supuesta segunda residencia cuando en realidad se quedaba en casa de su hermana durante sus estancias en Londres.

La tormenta política en torno a Smith llega en un mal momento para el Home Office (ministerio del Interior), que supervisa el gigantesco dispositivo de seguridad para la cumbre de jefes de Estado y de Gobierno del G-20 que se celebrará el jueves en Londres.