El archivo del padre de Carla Bruni va a Venecia

  • Roma, 13 may (EFE).- Marisa Bruni Tedeschi, madre de la primera dama de Francia, Carla Bruni, ha formalizado la cesión del archivo de su marido Alberto, industrial y sobre todo, compositor y coleccionista de arte, a la Fundación Giorgio Cini de Venecia.

El archivo del padre de Carla Bruni va a Venecia

El archivo del padre de Carla Bruni va a Venecia

Roma, 13 may (EFE).- Marisa Bruni Tedeschi, madre de la primera dama de Francia, Carla Bruni, ha formalizado la cesión del archivo de su marido Alberto, industrial y sobre todo, compositor y coleccionista de arte, a la Fundación Giorgio Cini de Venecia.

El diario Corriere della Sera informa hoy que el archivo de Alberto Bruni, muerto en 1996 en París a los 81 años, comprende "todas su material musical, partituras, cofres de discos además de su correspondencia con otros músicos, y fotos de obras musicales y de ballets".

La donación se convertirá en un acto público el próximo 3 de noviembre y será celebrada con la obra de Bruni "Misa para la misión de Nyondo" interpretada por la orquesta de Zagreb (Croacia), a la que asistirá su familia, incluida Carla y su marido, el presidente de Francia, Nicolás Sarkozy.

Marisa es madre de Carla, de la actriz Valeria Bruni y de Virginio, que murió de sida en 2006 a los 46 años.

El por qué de la donación lo explica la ex concertista Marisa Bruni (apellidada Boroni): "De esta forma la obra de mi marido permanecerá viva y además él amaba Venecia, venía aquí todos los años".

La familia de la primera dama de Francia no es ajena a la filantropía. En 2005 donó una colección de miniaturas antiguas al museo de Palazzo Madama en Roma y en 2007 subastaron en la casa Sotheby,s de Londres una colección de cuadros y objetos antiguos, con cuyos fondos financiaron la fundación dedicada a Virginio Bruni.

Carla Bruni creció junto a sus hermanas Valeria y Virginio y sus progenitores hasta que en 2006 y tras la muerte Alberto Bruni se enteró que éste no era su padre biológico, sino que nació de una relación que su madre mantuvo con Maurizo Remmert, ex guitarrista que vive desde hace tiempo en Brasil.

Alberto Bruni heredó de su padre la Ceat, una fábrica para la producción de neumáticos de bicicletas, que él amplió a la industria automovilística, un imperio que acabó por vender en los años 70 al trasladarse a París por temor a ser secuestrado.

Compositor de música contemporánea, fue director del Teatro regio de Turín y amigo de compositores como Karlheinz Stockhausen y Luigi Nono.

Sin embargo, como padre -según Marisa- fue "siempre un padre anciano. Veía a sus hijos todos los días pero raramente los llevaba al cine o al circo".