El padre de la niña que intentó adoptar Madonna se defiende

LOS ÁNGELES, 3 (OTR/PRESS)

A tan sólo un día de que se produzca la apelación al fallo del tribunal de Malaui que denegó a la popular cantante Madonna la posibilidad de adoptar a Mercy, de 4 años, el padre biológico de la pequeña ha hecho unas declaraciones en las que reivindica poder cuidar de su hija, y en las que deja clara su intención de que Mercy se eduque en su cultura, con sus propias costumbres.

"Quiero cuidar de ella, soy totalmente capaz de cuidar de mi hija", anunciaba James Kambewa, según la revista 'People', en una información recogida por otr/press. Las declaraciones tuvieron lugar en el programa de la CBS, 'The Early Show', que saldrá mañana, justo el mismo día en que está previsto que Madonna interponga su apelación al fallo dictado por el tribunal. El padre de la niña apela a la nacionalidad de la niña y a sus raíces culturales, para intentar hacer ver que él es la persona indicada para cuidarla, no la cantante, que se la llevaría de su país y la alejaría de sus costumbres.

De hecho, este fue el motivo por el que la familia de Mercy decidió dar marcha atrás en su intención de dar a la niña en adopción, cuando Madonna ya contaba con poder llevársela de Malaui. Los tíos de la niña alegaron que no querían que Mercy se fuera para siempre, y que su intención era que Madonna se la llevase, le diera la mejor educación posible, y cuando se hiciera médico o abogada, que volviese a su tierra natal, a vivir con su familia biológica. Esto, unido a la fama de la popular cantante y sus escarceos en su vida privada, decantaron al tribunal para que decidiera, finalmente, rechazar la solicitud de adopción de la cantante, sin tener en cuenta que Madonna ya había adoptado satisfactoriamente a otro niño en Malaui con anterioridad.

DUDAS SOBRE EL PADRE BIOLÓGICO

"Mercy es de Malaui, y necesito que crezca como una malauí... con nuestra cultura", señaló James. Durante la entrevista, el hombre llegó a reconocer que nunca ha visto a su hija, y que sólo la conoce "a través de los periódicos y en televisión, pero no cara a cara".

A pesar de todo, aún no está confirmado que James Kambewa sea el padre biológico de la pequeña Mercy. De hecho, el representante de Madonna, Liz Rosenberg, ha reconocido que dudan de que se trate del verdadero padre de Mercy, ya que la niña ha pasado toda su vida en un orfanato, y cuando han tramitado su adopción, lo han hecho con los tíos de la pequeña, pues su madre murió con sólo 18 años.

Tras la apelación que tendrá lugar mañana, la cantante sabrá si, finalmente, puede cumplir su pretensión de adoptar a Mercy, como ya hizo en 2006 con otro pequeño malauí, David Banda. En todo momento, la cantante, de 50 años, ha mostrado su predisposición a darle a la niña todo lo mejor, y ha señalado en numerosas ocasiones la impaciencia que siente ante la idea de tener que retrasar más la adopción de su pequeña Mercy.