La "reina del cotilleo" de la TV peruana relata su paso por prisión en un libro

  • Lima, 19 may (EFE).- La "reina del cotilleo" de la televisión peruana, Magaly Medina, ha publicado un libro testimonial en el que relata los 76 días que pasó en prisión por haber difamado al futbolista del Hamburgo alemán José Paolo Guerrero.

La "reina del cotilleo" de la TV peruana relata su paso por prisión en un libro

La "reina del cotilleo" de la TV peruana relata su paso por prisión en un libro

Lima, 19 may (EFE).- La "reina del cotilleo" de la televisión peruana, Magaly Medina, ha publicado un libro testimonial en el que relata los 76 días que pasó en prisión por haber difamado al futbolista del Hamburgo alemán José Paolo Guerrero.

El libro, publicado esta semana en Lima por la editorial Planeta, ha sido considerado por la periodista "un acto de catarsis" tras el encierro de dos meses y medio en la cárcel de mujeres.

El 16 de octubre pasado, Medina (considerada por una encuesta de la Universidad Católica como el personaje del año en Perú en 2008) y su productor, Ney Guerrero, fueron condenados a cinco y tres meses de cárcel efectiva, respectivamente, por haber difamado al delantero del Hamburgo.

Conocida popularmente como la "Urraca", Medina afirmó en su programa de televisión y en su revista que Paolo Guerrero se había escapado en noviembre del 2007 de la concentración de la selección peruana para salir con una modelo hasta altas horas de la noche.

Sin embargo, el jugador demostró que esa afirmación no era cierta y que sí salió, pero por la tarde y con permiso del entrenador, por lo que denunció a la periodista por haber atentado contra su honor.

La conductora de televisión es conocida en Perú por el seguimiento persistente a personalidades deportivas y de la farándula, a las que busca sorprender en situaciones comprometedoras.

En su libro, titulado "El precio de ser Magaly Medina. Mi verdad en la cárcel", defiende la forma de trabajar en su programa y relata las experiencias en la abarrotada prisión limeña.

Su condena generó un debate en torno a las sanciones que se deben aplicar a los periodistas por difamación, en el que también opinó el presidente peruano, Alan García, quien la consideró excesiva.

La organización Reporteros Sin Fronteras señaló en aquella oportunidad que la condena era "una decisión inadecuada" porque iba "en contra de la tendencia general a despenalizar los delitos de prensa".