Lydia Bosch y su marido se ven en los juzgados

MADRID, 22 (EUROPA PRESS)

Lydia Bosch y su marido el arquitecto Alberto Martín se han visto por primera vez las caras desde que el pasado mes de abril la actriz y presentadora interpusiera contra él la demanda por presuntos abusos sexuales a menores. En los próximos días, el juez decidirá las condiciones de uno de los divorcios más sonados de los últimos años.

Sobre las diez de la mañana del viernes llegaba Lydia Bosch a los juzgados de la localidad madrileña de Pozuelo de Alarcón en un coche con los cristales tintados. Su todavía marido, el arquitecto Alberto Martín, llegaba antes de tiempo y logrando evitar los numerosos medios que se habían reunido a las puertas de los tribunales.

En su demanda de divorcio, la actriz de 'Motivos Personales', reclamaba a su marido la guardia y custodio de sus mellizos, mantener el domicilio conyugal en una lujosa urbanización de Pozuelo de Alarcón, una pensión para la manutención de los hijos y otra pensión compensatoria que, según algunos medios, podría alcanzar los 15.000 euros.

Pocos detalles han trascendido puertas afuera de la vista que ha tenido lugar a puerta cerrada y sin presencia de los medios de comunicación. Ambas partes han aportado testigos para defender su postura: el arquitecto, que ha estado acompañado por sus hermanas, a una empleada del hogar, y entre los que ha llevado la actriz estaba Patricia Cerezo.

Según ha trascendido, el Ministerio Fiscal ha solicitado para Lydia Bosch, de 46 años, la custodia de los hijos que tiene en común con su marido, el uso indefinido de la vivienda familiar. El portavoz de Alberto Martín ha salido de la vista con una impresión "satisfactoria" pues la Fiscalía ha rebajado las pretensiones de la actriz.

Este proceso de divorcio sigue una vía separada a la demanda por presuntos abusos sexuales que desató los rumores e informaciones en torno al matrimonio de Lydia Bosch y Alberto Martín, que se casaron primero por lo civil hace ocho años y posteriormente en una ceremonia religiosa.