Madonna comparece ante un tribunal de Malawi para su iniciar una segunda adopción en el país

  • Johannesburgo, 30 mar (EFE).- La cantante estadounidense Madonna compareció hoy ante el Tribunal Superior de Lilongwe, capital de Malawi, para iniciar el procedimiento judicial de una segunda adopción en este país de África meridional, la de una niña de tres años llamada Mercy, informó la Agencia de Prensa Africana (APA).

Johannesburgo, 30 mar (EFE).- La cantante estadounidense Madonna compareció hoy ante el Tribunal Superior de Lilongwe, capital de Malawi, para iniciar el procedimiento judicial de una segunda adopción en este país de África meridional, la de una niña de tres años llamada Mercy, informó la Agencia de Prensa Africana (APA).

Madonna pidió al Tribunal que le autorice a adoptar a la niña, cuyo nombre completo es Mercy James, quien procede de un orfanato del sur del país y cuya madre murió poco después de su nacimiento.

Fuentes de la agencia, que ésta no identifica, señalaron que el Tribunal ha iniciado el proceso y que, "si todo va bien, el asunto puede estar resuelto antes de una semana".

La cantante y sus acompañantes, incluido su abogado, Allan Chinula, salieron del juzgado con rapidez y subieron a varios vehículos para alejarse de los periodistas locales e internacionales que han viajado al país para cubrir este asunto, señaló APA.

Madonna llegó ayer a Malawi acompañada por su hija de doce años, Lourdes, y espera que se le otorgue su segunda adopción en el país, después de la que realizó en el 2006 de un niño, David.

La cantante declaró recientemente al periódico malauí "Nation" que se estaba planteando otra adopción, pero quería el apoyo de las autoridades locales.

En 2008 se confirmó la adopción por Madonna y su entonces marido, el cineasta británico Guy Ritchie, del pequeño David Wanda, a quien se habían traído al Reino Unido de un orfanato en Malawi en 2006, cuando tenía 13 meses.

Además de David, cuya adopción suscitó polémica al percibirse que el Gobierno de Malawi había sorteado la ley para permitirla, Madonna tiene dos hijos biológicos: Lourdes, fruto de una relación con su ex preparador físico Carlos León, y Rocco, de su matrimonio con Ritchie.