MyS cede a la presión y no gravará el precio de los sujetadores grandes

  • Londres, 8 may (EFE).- Los grandes almacenes británicos Marks & Spencer cedieron hoy a la presión de una campaña en internet en contra de su política de cobrar más caros los sujetadores grandes, que a partir de ahora costarán lo mismo que los más pequeños.

MyS cede a la presión y no gravará el precio de los sujetadores grandes

MyS cede a la presión y no gravará el precio de los sujetadores grandes

Londres, 8 may (EFE).- Los grandes almacenes británicos Marks & Spencer cedieron hoy a la presión de una campaña en internet en contra de su política de cobrar más caros los sujetadores grandes, que a partir de ahora costarán lo mismo que los más pequeños.

"Hemos oído que nuestras clientas no están contentas con los precios de nuestros sujetadores de tallas grandes y reconocemos que hemos metido la pata", manifestó la popular cadena de grandes almacenes en un comunicado.

"Por lo tanto, a partir del sábado 9 de mayo, al margen de la talla que se compre, el precio va a ser el mismo", añadió M&S, que para borrar la posible mancha que haya dejado en su reputación este asunto decidió rebajar durante dos semanas en un 25 por ciento el precio de cualquier sujetador comprado en sus tiendas.

Más de 13.000 personas se habían sumado en las últimas semanas a "Busts 4 Justice" (Bustos en demanda de justicia), una página creada por Beckie Williams en la red social Facebook.

Williams inició esta campaña indignada por el hecho de tener que pagar 2 libras (2,25 euros o 3 dólares) más por los sujetadores que compraba en M&S que las mujeres con una talla más pequeña.

"Durante demasiado tiempo, M&S se ha salido con la suya con esta tasa pectoral que es criminalmente injusta", afirmaba en Facebook Williams, quien incluso compró una acción de la compañía por 3,40 libras para participar en la junta anual de accionistas de M&S y preguntar al presidente de la firma, Stuart Rose, sobre este asunto.

Ya no hará falta, porque Mark & Spencer decidió rebajar el precio de las grandes tallas, pese a que inicialmente lo justificó afirmando que su clientela estaba contenta "con pagar una pequeña cantidad adicional para disponer de un trabajo especializado que les garantice el nivel de sujeción que necesitan".

La firma destacó que seguirá ofreciendo "la colección de tallas grandes más completa y competitiva del mercado, con sujetadores desde 8 libras" y que a partir de ahora habrá democracia de precios.

"Pese a ello, no vamos a rebajar la calidad. Los seguiremos haciendo con los mismos altos niveles de calidad, de manera que nuestras clientas tengan el mejor sostén del mercado", añadió.

Williams reaccionó con alegría a la noticia en declaraciones a la agencia de noticias PA: "estoy absolutamente encantada por todas las mujeres del grupo. Hemos recibido el apoyo de 13.500 personas en esta causa, así que es absolutamente fantástico".

Cargada de humor, la campaña apelaba al sentido de la justicia de los británicos y al orgullo británico del que siempre hace gala M&S como motivos para exigir que la política de precios de los grandes almacenes no distinguiera entre ropa interior y exterior.

"Nunca te cobran más por una camiseta de la talla extra grande o menos por un par de pantalones más pequeños", afirmaban en Facebook.

"Las señoras de busto abultado y cualquier otra persona con un interés personal en las señoras de busto abultado -de hecho, cualquiera con un interés personal en la justicia-, debería sumar sus fuerzas para terminar con esta discriminación flagrante".

"Necesitamos, ejem, su sostén", concluía "Busts 4 Justice".