Sarkozy envía un mensaje personal a sus más de 101.000 "amigos" de Facebook

  • París, 22 may (EFE).- El presidente francés, Nicolas Sarkozy, ha actualizado su perfil de usuario en la red social Facebook y ha enviado un "mensaje personal" a sus más de 101.000 "amigos" para garantizarles que revisa su correo y animarles a que le escriban.

Sarkozy envía un mensaje personal a sus más de 101.000 "amigos" de Facebook

Sarkozy envía un mensaje personal a sus más de 101.000 "amigos" de Facebook

París, 22 may (EFE).- El presidente francés, Nicolas Sarkozy, ha actualizado su perfil de usuario en la red social Facebook y ha enviado un "mensaje personal" a sus más de 101.000 "amigos" para garantizarles que revisa su correo y animarles a que le escriban.

"Me falta tiempo, pero estad seguros de que estoy informado de los intercambios que se producen en esta página y aprecio las muestras de simpatía", señala el jefe del Estado galo en el mensaje que ha colgado hoy en su página.

Sarkozy pide a sus "amigos" que no duden en consultarle cualquier duda y les recuerda que esta vía de comunicación tiene como objetivo "responder mejor" a sus demandas de información y transparencia.

El "mensaje personal" termina ahí, pero quienes pueden acceder a su página pueden enterarse, por ejemplo, de lo que ha leído el presidente últimamente y de las últimas películas que ha visto.

Para la foto de su perfil, Sarkozy ha escogido una imagen más informal de lo habitual, sin corbata, pero lo que más ha llamado la atención, al menos entre la prensa francesa, es un vídeo que ha grabado junto a su esposa, Carla Bruni.

La escena tiene lugar en una de las dependencias privadas del Palacio del Elíseo, donde la primera dama francesa mantiene un encuentro con un grupo de lectoras de la revista "Femme Actuelle", en el que irrumpe el presidente por sorpresa.

Y lo hace acompañado de los dos perros de la pareja: Clara y Dumbledore.

Sarkozy besa a su esposa, le comenta que acaba de hacer deporte y que luego va a reunirse con el primer ministro de Irak y ella le despide con un cariñoso "ánimo chouchou (cariñito)".