Tony Blair confiesa que no pasa un solo día sin pensar en Irak

  • Londres, 10 abr (EFE).- El ex primer ministro británico Tony Blair confesó hoy que no pasa un día sin que piense en la guerra en Irak que él mismo empezó, junto con el ex presidente de EEUU George W. Bush, en marzo del 2003.

Tony Blair confiesa que no pasa un solo día sin pensar en Irak

Tony Blair confiesa que no pasa un solo día sin pensar en Irak

Londres, 10 abr (EFE).- El ex primer ministro británico Tony Blair confesó hoy que no pasa un día sin que piense en la guerra en Irak que él mismo empezó, junto con el ex presidente de EEUU George W. Bush, en marzo del 2003.

En declaraciones a un programa religioso de BBC3, el político laborista, que se convirtió al catolicismo tras dejar el poder en el 2007 y creó su propia Fundación Tony Blair de la Fe, explicó que sus creencias son para él "un consuelo" en todo momento.

Blair aseguró en una entrevista con el programa "Belief" (Creencia) de la cadena pública que la decisión de declarar la guerra a Irak no se tomó a la ligera.

"No pasa un solo día en que no reflexione sobre ello y piense en la responsabilidad", afirmó.

"Creo que estas decisiones son las más difíciles que uno toma, y uno no puede ni debe tomarlas fortuitamente porque cree que tiene una convicción religiosa superior a la de los demás", advirtió.

En una entrevista el año pasado con la revista estadounidense "Time", Blair ya explicó de qué manera su fe le ayuda a tomar decisiones.

"No pones una línea directa con Dios y obtienes respuestas", precisó.

"Lo que puede hacer la fe no es decirte lo que está bien, pero sí darte la fuerza para hacerlo (lo que crees correcto). Creo que la fe te da cierta fortaleza y te apoya al hacer un trabajo tan difícil como es dirigir un país", dijo entonces.

Blair admitió hoy que las consecuencias de haber invadido el país árabe eran serias, pero, según él, también lo hubieran sido las de no hacerlo.

El actual enviado para Oriente Medio del Cuarteto de Madrid rechazó que la política exterior que promovió desde Downing Street hubiera facilitado el reclutamiento de terroristas y describió los actos de terror como "absolutamente malvados".

Sobre sus profundas creencias religiosas, de las que no solía hablar cuando estaba en el Gobierno -la famosa frase de su portavoz, Alistair Campbell, al ser preguntado, fue "Nosotros no nos ocupamos de Dios"-, Blair explicó que le llenaban profundamente.

"Al final, aceptas que hay un poder superior a ti mismo y eso es al mismo tiempo algo que te atemoriza y una fuente de consuelo", explicó.

En los últimos días, Blair suscitó la polémica al afirmar en una entrevista con "Attitude", una revista destinada a los homosexuales, que el Papa y el Vaticano debían revisar su actitud "cerrada" hacia los "gay", ya que la mayoría de los católicos eran más liberales.