Tres hermanas encuentran un riñón para su padre en el portal de internet Craiglist

  • Washington, 18 feb (EFE).- Las nuevas tecnologías han hecho posible lo imposible para las hermanas Jennifer, Cynthia y Heather Flood, que consiguieron a través de Craiglist un donante de riñón para su padre que padece insuficiencia renal desde hace años.

Tres hermanas encuentran un riñón para su padre en el portal de internet Craiglist

Tres hermanas encuentran un riñón para su padre en el portal de internet Craiglist

Washington, 18 feb (EFE).- Las nuevas tecnologías han hecho posible lo imposible para las hermanas Jennifer, Cynthia y Heather Flood, que consiguieron a través de Craiglist un donante de riñón para su padre que padece insuficiencia renal desde hace años.

Jennifer, de 30 años, que trabaja de enfermera en un hospital sabía de la dificultad que conlleva el lograr un donante para poder hacer el trasplante a su padre, Daniel Flood, de 68 años.

En Estados Unidos 17 personas mueren diariamente esperando un trasplante, que gestiona la United Network for Organ Sharing (UNOS), mientras que unas 80.000 personas están en lista de espera que puede llegar a tardar entre dos y seis años, según la revista Health.

Sabían que no podían esperar y recurrieron al conocido portal de intercambio Craiglist. El mensaje fue sencillo y directo "por favor ayuda, nuestro padre necesita un riñón".

Según cuenta Jennifer a la publicación, en poco tiempo recibieron cientos de respuestas, aunque también propuestas de personas que querían recibir dinero a cambio, algo que prohíbe la legislación estadounidense.

Tuvieron que hacer una selección exhaustiva y análisis médicos a los posibles candidatos para estudiar la compatibilidad con su padre hasta que dieron con Dawn Verdick, una mujer de California que voló hasta Nueva York para someterse a la operación desinteresadamente.

Verdick, que había sido donante de sangre, nunca había pensado en donar un órgano, pero cuando vio el anuncio se decidió a hacerlo.

"Soy donante de sangre pero nunca se me habría ocurrido donar un riñón, pero gente ayuda a la gente, instintivamente todos queremos hacerlo", aseguró en una entrevista reciente al canal de televisión CNN.

Para Jennifer y sus hermanas recurrir a la red ha supuesto una esperanza para su padre, pero advierten de que hay que tener cuidado con la red.

"No estamos recomendando a las personas publicar anuncios en Craigslist, porque hay un montón de lagunas y una gran cantidad de estafadores. Si uno no está capacitado y sabe seleccionar entre las toneladas de información, no va a funcionar", asegura Jennifer.

Por eso, ahora las tres planean abrir su propia fundación que empezará a funcionar el próximo mes de marzo.

"The Flood Sisters Kidney Foundation of America" será un servicio de búsqueda para poner en contacto a los pacientes y los donantes altruistas que estén dispuestos a donar un riñón.

Las hermanas Flood están felices por poder ver a su padre recuperado y aseguran que "pocas personas se dan cuenta de que hay gente buena en el mundo".