Una bebé desconectada de un respirador en Canadá sobrevive contra todo pronóstico

  • Toronto (Canadá), 8 abr (EFE).- La bebé que fue desconectada del respirador que la mantenía con vida por decisión de sus padres, que querían donar su corazón, sobrevive contra todo pronóstico, lo que prolonga un drama que tiene hoy a gran parte de Canadá en vilo.

Toronto (Canadá), 8 abr (EFE).- La bebé que fue desconectada del respirador que la mantenía con vida por decisión de sus padres, que querían donar su corazón, sobrevive contra todo pronóstico, lo que prolonga un drama que tiene hoy a gran parte de Canadá en vilo.

El doctor John Wright, jefe de cirugía del Hospital de Niños Enfermos de Toronto, dijo hoy en una rueda de prensa que la bebé Kaylee, de dos meses, "está estable" a pesar de haber pasado la noche sin el respirador y ya no es considerada una donante.

Ayer por la noche, los médicos dejaron de suministrar oxígeno a Kaylee, después de informar a sus padres de que la pequeña sufre el síndrome Joubert, una malformación cerebral que le impide respirar sin la ayuda de máquinas mientras está dormida.

Los médicos del Hospital de Niños Enfermos de Toronto, donde se encuentra ingresada Kaylee, pensaban que la bebé moriría en cuanto se durmiese.

Además del síndrome Joubert, la pequeña también sufre graves problemas renales.

Los padres de Kaylee, Jason Wallace y Crystal Vitelli, decidieron retirar el respirador para que los médicos pudiesen trasplantar el corazón de la pequeña a otro bebé que se encuentra en el mismo hospital con una enfermedad cardiaca terminal.

Wright explicó la supervivencia de Kaylee porque el síndrome que padece tiene distintos niveles de gravedad y se le había diagnosticado a la pequeña la forma más severa.

El hospital tiene previsto mantener a Kaylee en la unidad de cuidados intensivos para observar su evolución.