El Año Cerdà empezará el 11 de junio con el objetivo de proyectar su figura hacia el futuro

BARCELONA, 8 (EUROPA PRESS)

El Año Cerdà, que conmemora el 150 aniversario de la aprobación del plan del arquitecto Ildefons Cerdà que configuró la trama del Eixample de Barcelona, se inaugurará el jueves 11 de junio con un programa de actividades que se alargará hasta verano del año que viene. Sin embargo, la primera ya ha empezado: una muestra de su relación con la Diputación, que presidió.

En el proyecto están implicados el Ayuntamiento, la Generalitat, la Diputación de Barcelona, la Fundació Urbs i Territori Ildefons Cerdà (Futic) y entidades e instituciones vinculadas a la arquitectura, el urbanismo y la cultura. El Consistorio apostará 2,8 millones, que se suman a los más de 800.000 entre la Diputación y la Generalitat.

La conmemoración con exposiciones, congresos y publicaciones servirá para versar sobre la figura del arquitecto en definir la trama y proyectarla hacia el futuro, que pasará inevitablemente por "una ciudad metropolitana", defendió hoy el presidente de la Futic, Àngel Simó, quien apostó por erigir un monumento a Cerdà en la plaza de Glòries.

El año también debe ayudar a poner en relieve el urbanismo como disciplina. Uno de los representantes del consejo asesor de las actividades, Francesc Muñoz, afirmó que Cerdà fue uno de los fundadores del urbanismo al crear una teoría general que se concretó en el Eixample, exitosa porque "ha incorporado la figura del ciudadano".

En la presentación del programa, que aún está abierto, el alcalde, Jordi Hereu, dijo que "es imposible explicar Barcelona sin Cerdà", sobre cuyo homenaje podría haber "pasado de puntillas". Por contra, dijo que lo intentarán utilizar como una "magnífica excusa" en un momento que vio importante para reflexionar y ordenar procesos.

Muñoz instó a actualizar las políticas urbanas más allá de crear un gobierno metropolitano por ley, cuestión que tratará uno de los congresos organizados para junio de 2010.

Entre las actividades destacan las muestras en el Centre de Cultura Contemporània de Barcelona (CCCB) y las Drassanes sobre pasado, presente y futuro del arquitecto; un congreso internacional aún sin fecha titulado 'Cerdà y el hecho urbano en el siglo XXI'.

MOTIVAR A LA CIUDADANÍA

Según explicó el delegado de Cultura, Jordi Martí, las actividades no se reducirán sólo para expertos e interesados sino que se programarán algunas para interesar a la ciudadanía. El Ayuntamiento velará para que ningún alumno de bachillerato se quede sin visitar una exposición y bibliotecas y centros cívicos del Eixample ofrecerán juegos para niños.

Además, se definirán itinerarios para hacer individualmente o en grupo por Barcelona y el área metropolitana cuya planificación se podrá descargar de la página web sobre el año conmemorativo. Las fiestas de La Mercè de septiembre incluirán un programa de artes de calle en el Eixample.

Los promotores del Año también apuestan por crear un archivo digital como web de referencia para reunir el legado del año, añadió Martí. La conmemoración terminará en verano del año que viene con una Noche Blanca en la Diagonal.