El grupo Cleop acuerda con Aser gestionar sus residencias de ancianos de Inca, Sant Joan, Pollença y Montuiri

El Govern estudia jurídicamente este acuerdo, que no implica suspender el expediente abierto contra Aser por incumplir su contrato

PALMA DE MALLORCA, 21 (EUROPA PRESS)

El grupo Cleop ha logrado un preacuerdo con la empresa Aser para gestionar sus residencias de ancianos de Inca (Crist Rei), Sant Joan, Pollença y Montuiri, debido a sus dificultades económicas que impiden que se pueda hacer cargo de estos centros, si bien este acuerdo está siendo estudiado por los servicios jurídicos de la Conselleria de Asuntos Sociales, con el fin de garantizar su viabilidad y asegurar un servicio de calidad a los usuarios.

Así lo informó en una rueda de prensa la consellera de Asuntos Sociales, Fina Santiago, quien precisó que este acuerdo no implica la suspensión del expediente administrativo abierto por su departamento contra la empresa Aser por incumplir sus contratos con el Ejecutivo autonómico, debido a que, según recordó, pese a que tenían que estar en funcionamiento en julio o agosto de 2007, las residencias de Sant Joan y Pollença aún no están construidas, mientras que la de Santanyí no ha comenzado a funcionar, a pesar de que ya está construida.

Santiago manifestó que políticamente, ve con "buenos ojos" el preacuerdo alcanzado entre Cleop y Aser, si bien incidió en que deberá ser aprobado por los servicios jurídicos de su departamento. Al mismo tiempo, garantizó que el hecho de que Cleop se haga cargo de las cuatro citadas residencias no significará ningún cambio en los servicios que ofrezcan a los usuarios y, en caso de haberlo, será "positivo".

Por otra parte, informó de que la residencia de Santanyí continuará siendo gestionada por Aser, empresa que, según advirtió, se puede enfrentar a una indemnización, en caso de que el expediente administrativo abierto contra ella determine que ha incumplido sus contratos suscritos con el Govern.

La consellera se reunirá esta tarde con los familiares de los usuarios de la residencia de Crist Rei, en Inca, para informarles del posible cambio en la empresa que gestionará este centro, algo que, a su juicio, valorarán de forma "positiva", después del malestar generado el pasado mes de abril, tras la detención y posterior puesta en libertad de la directora, Juana R.O, y la jefa de enfermeras, Jacquelin Yolanda P.Y., quienes fueron acusadas de los presuntos delitos de maltrato a los pacientes y falsificación de recetas.

Santiago remarcó que, por el momento, la experiencia del Govern con Cleop es "positiva", ya que, según recordó, este grupo gestiona la residencia de Manacor y está acabando la construcción de la residencia de Santa Margalida. Además, añadió que gestiona una serie de centros para personas mayores y con discapacidad física y psíquica en la Comunidad Valenciana.

MODELO DIFERENTE DE GESTIÓN

Por otra parte, la consellera recordó que el Ejecutivo ha comenzado a poner en marcha un modelo diferente en la gestión de las residencias y centros de día de Baleares y, en esta línea, subrayó que las que se inicien en esta legislatura serán construidas por el Consorcio Sociosanitario de cada isla con dinero público y, además, se gestionarán desde los municipios.

"Los centros de día que construyó el anterior Govern ha provocado que los municipios se hayan tenido que endeudar para casi 20 años, mientras que nuestro modelo será que el municipio ceda suelo para que los Consorcios Sociosanitarios construyan estas infraestructuras, que, posteriormente, serán gestionadas por los Ayuntamientos".

Sin embargo, lamentó que actualmente, el Govern no puede asumir una gestión pública de las residencias construidas en la pasada legislatura, debido a que el contrato consistía en que el municipio cedía el suelo y, a continuación, se convocaba un concurso para la construcción del edificio al que se presentaban varias empresas, de manera que el inmueble no era patrimonio de la Comunidad, sino de la compañía que lo ha construido, que a su vez se encargaba de la gestión, como sucede en el caso de Aser.

A cambio, explicó que el Govern garantizaba la concertación del 50 o 60 por ciento de las plazas para asegurar a la empresa unos ingresos periódicos estables. "Otra cosa diferente sucede con las residencias de Sant Miquel y Oms, que sí pudimos recuperar su gestión, después de que la empresa privada no diera garantías de calidad, debido a que los edificios son patrimonio de la Comunidad Autónoma", precisó Santiago.