La Junta continúa el proceso de otorgamiento de títulos de propiedad en las fincas de Solosancho (Ávila)

ÁVILA, 12 (EUROPA PRESS) La Junta de Castilla y León, a través del Servicio Territorial de Agricultura, continúa con el proceso para otorgar títulos de propiedad a los descendientes de los colonos en las fincas del término y Coto Redondo de Solosancho, Villaviciosa y Robledillo, según informaron a Europa Press fuentes de la Delegación Territorial. De este modo, representantes de la Junta y los propietarios firmaron hoy ante notario el otorgamiento de las escrituras a sus titulares y la documentación que da título de propiedad de las fincas urbanas a los vecinos de estos términos municipales. El procedimiento para otorgar el título de propiedad sobre las fincas urbanas comenzó en el año 2007 y hasta la fecha se han firmado 687 escrituras, siendo el número de fincas urbanas de estas dos zonas más de 1.600, y en cuanto a las fincas rústicas, en el área de Solosancho-Villaviciosa se trabaja con 612 propietarios, más de 2.900 fincas y 2 proindivisos, mientras que en la zona de Robledillo-Baterna se trabaja con 436 propietarios, más de 3.600 parcelas y 2 proindivisos. De esta manera, la Junta de Castilla y León "continúa trabajando para dar solución al conflicto relacionado con la titularidad de las fincas situadas en el término municipal de Solosancho y sus anejos, de forma que se están adoptando las medidas necesarias para que por parte de los vecinos a quienes pudiera corresponder puedan formalizar un título de propiedad a su nombre de terrenos de ese término municipal, que tenga acceso al Registro de la Propiedad, siendo a cuenta de la Junta de Castilla y León los gastos notariales y del coste registral". El procedimiento de colonización del término y coto redondo de Solosancho se inició el 18 de julio de 1930, con la adquisición por el organismo denominado Junta Central de Parcelación Interior de la finca rústica llamada término y coto redondo de Villaviciosa y Solosancho, en cuyo perímetro se encontraban incluidos los terrenos ocupados por los actuales cascos urbanos de Solosancho, Villaviciosa, Robledillo y Baterna. Primero se inscribió en el Registro de la Propiedad de Avila, en primera inscripción, a favor de la Junta Central de referencia y por sucesivas inscripciones a favor del Instituto Nacional de Colonización, Instituto Nacional de Reforma y Desarrollo Agrario y finalmente de la Junta de Castilla y León en virtud del Real Decreto 1843/85 de 11 de septiembre de traspaso de competencias en materia de Reforma y Desarrollo Agrario. "Las diversas actuaciones -se ha explicado- llevadas a cabo por los citados organismos, previos al traspaso de competencias, dieron como resultado la inscripción en el Registro de la Propiedad de la práctica totalidad del coto redondo, a favor de los titulares de las fincas resultantes de los procesos de parcelación". A la fecha del traspaso de competencias se encontraba pendiente la finalización del proceso en un pequeño sector agrícola y fundamentalmente, en lo concerniente a los terrenos incluidos en los cascos urbanos antes citados de Solosancho, Villaviciosa, Robledillo y Baterna, inscritos a favor de la Junta en el Registro de la Propiedad, si bien existían algunas excepciones correspondientes a fincas urbanas incluidas en lotes que fueron objeto de adjudicación mediante el otorgamiento de escrituras públicas por el Instituto Nacional de Colonización, así como otras en las que se han resuelto favorablemente expedientes de dominio instruidos por la vía judicial. "Consciente de la importancia de los problemas planteados por la situación descrita", la Junta llevó a cabo trabajos de investigación para determinar la situación posesoria de los terrenos incluidos en los cascos urbanos de Solosancho, Villaviciosa, Robledillo y Baterna para "dictar las resoluciones a las que se ha hecho referencia y poder otorgar las correspondientes escrituras públicas y realizar posteriormente la inscripción registral de los terrenos a favor de sus propietarios, situación que se está produciendo con la firma notarial de las escrituras".