Se inició en París un proceso por evasión fiscal contra millonario comerciante de arte

Wildenstein, de 70 años, es acusado de fraude fiscal y blanqueo agravado.

Según los investigadores, ocultaba al fisco la mayor parte de la fortuna familiar, cuadros y bienes inmobiliarios de lujo, luego de la muerte de su padre en 2001 y de su hermano mayor en 2008.

El fisco francés envió a fines de 2014 el anuncio de una deuda por 550 millones de euros a los herederos Wildenstein, cuya fortuna total se calcula en varios miles de millones de euros.

El comerciante de arte, que apoyó de manera activa a la derecha francesa, en especial al ex presidente Nicolas Sarkozy, comparece al lado de su sobrino Alec Junior y su cuñada Liouba, que está en disputa abierta con el resto de la familia.

En su mayoría silenciosos este lunes en el inicio del juicio, los acusados solo hablaron al comenzar la audiencia para dar algunos elementos de identidad, y mostraron en varias lenguas el perfil de una élite rica y globalizada.

Guy Wildenstein dijo tener ingresos por "un millón de dólares anuales". Alec Junior, con tres pasaportes (francés, estadounidense, suizo), sin trabajo, dijo vivir en Kenia, donde la familia posee una gigantesca finca que apareció en la famosa película "Out of Africa".

Estaba presente también la escultora cuadragenaria Liouba Wildenstein, viuda del heredero Alec Wildenstein, procesada por blanqueo, quien está en disputa con su familia política, a la que acusa de haberla perjudicado en la sucesión.

También fueron convocados a París dos abogados, un notario y dos sociedades financieras con sede en los paraísos fiscales de Bahamas y Guernesey, donde se encuentran supuestamente los fondos de la familia.

La existencia de los fondos se reveló tras los conflictos por la herencia entre los hijos Wildenstein y sus madrastras, esposas en segundas nupcias de los cabezas de familia.

Estas rivalidades, que dan al caso apariencias de un "Dallas en el Sena", en referencia a la serie de televisión, condujeron a los investigadores a la pista de varios cuadros de Bonnard o Fragonard, una finca gigantesca en Kenia o caballos de carreras.

Guy Wildenstein puede ser condenado a una pena de hasta hasta diez años de cárcel.

aue/thm/mw/cr/eg/an