Un presunto ex represor paraguayo exige una millonaria herencia de un ciudadano suizo

  • Asunción, 19 feb (EFE).- Un presunto ex represor durante la dictadura de Alfredo Stroessner en Paraguay (1954-1989) reclama ante la justicia de su país una herencia de 22 millones de dólares que le habría dejado un ciudadano suizo, informaron hoy fuentes oficiales.

Un presunto ex represor paraguayo exige una millonaria herencia de un ciudadano suizo

Un presunto ex represor paraguayo exige una millonaria herencia de un ciudadano suizo

Asunción, 19 feb (EFE).- Un presunto ex represor durante la dictadura de Alfredo Stroessner en Paraguay (1954-1989) reclama ante la justicia de su país una herencia de 22 millones de dólares que le habría dejado un ciudadano suizo, informaron hoy fuentes oficiales.

El procurador general de Paraguay, José García, dijo a periodistas que comenzó un proceso en torno a una sucesión de bienes para retribuir al Estado la herencia dejada por el suizo Holguer Joaquín Nyholm, que es reclamada por el paraguayo Fortunato Lorenzo Laspina.

García detalló que el Estado ingresó en el proceso de sucesión al constatar que Laspina habría falsificado documentos para reclamar la la fortuna Nyholm, quien, según el funcionario, falleció en un hogar de ancianos en Paraguay y que, se presume, no posee herederos.

Por su parte, el activista Martín Almada, Premio Nobel Alternativo de la Paz 2002, identificó a Laspina, a quien también cita en uno de sus libros, como uno de lo que se encargaron de torturarlo durante la persecución que sufrió por parte de los organismos represivos del régimen 'stronista'.

Almada estuvo preso y fue torturado en reiteradas ocasiones durante la dictadura, y su esposa, Celestina Pérez, murió como consecuencia de las presiones sicológicas a las que fue sometida.

Según la Comisión de Verdad y Justicia (CVJ), que se encargó de investigar los abusos contra los derechos humanos durante la dictadura de Stroessner, indicó en su conclusión divulgada el 28 de agosto pasado que al menos 59 personas fueron ejecutadas y otras 336 desaparecieron en Paraguay durante ese período.

Además, la CVJ detalló que el número de perseguidos, registrados mediante 2.059 testimonios de supervivientes y familiares de desaparecidos de ese régimen, asciende a 128.076.