Una emigrante descubre por Google que la herencia de su padre ha pasado al Ayuntamiento de Lalín

  • Santiago de Compostela, 9 mar (EFE).- Una emigrante gallega en Argentina ha presentado hoy una denuncia por un supuesto delito de estafa contra el Ayuntamiento de Lalín, tras conocer, por el buscador Google, la firma de un convenio por el que se cedían los terrenos de su padre, Amancio Moure Carrero, al municipio.

Una emigrante descubre por Google que la herencia de su padre ha pasado al Ayuntamiento de Lalín

Una emigrante descubre por Google que la herencia de su padre ha pasado al Ayuntamiento de Lalín

Santiago de Compostela, 9 mar (EFE).- Una emigrante gallega en Argentina ha presentado hoy una denuncia por un supuesto delito de estafa contra el Ayuntamiento de Lalín, tras conocer, por el buscador Google, la firma de un convenio por el que se cedían los terrenos de su padre, Amancio Moure Carrero, al municipio.

La representante de los herederos de la emigrante lalinense, Diana Moure Münz, y el abogado de la familia, Sergio Amadeo Gadea, explicaron en rueda de prensa que han solicitado a la Audiencia Provincial de Pontevedra que ordene continuar con la investigación de este supuesto delito, cuyo caso fue archivado por el Juzgado de Lalín al "entender que no había delito", explicó el letrado.

La argentina Moure Münz indicó que al teclear el nombre de su padre en el buscador, descubrió con "asombro" que los familiares residentes en Galicia habían firmado un convenio urbanístico con el Ayuntamiento de Lalín.

Este convenio, rubricado el 20 de septiembre de 2003 por un familiar de la denunciante -que afirmaba actuar en representación de los herederos del abuelo- y el Ayuntamiento de Lalín.

El abogado explicó que los familiares gallegos alegan que Amancio Moure les vendió la herencia, por eso solicitan que se practique una prueba pericial caligráfica a ese supuesto documento, ya que "el padre no vendió nada".

Por su parte el portavoz del Ayuntamiento de Lalín, Román Rodríguez, dijo que el convenio fue firmado con Álvaro Moure Goyanes, como representante de los herederos de Amalia Moure Campos y de Álvaro Goyanes Crespo, abuelos de la denunciante.

La declaración de herederos del fallecido -que no dejó testamento- fue realizada en el año 1994 en Argentina, aunque el letrado puntualizó que existe un testamento de la abuela.

Respecto al testamento, el Consistorio indica que la Secretaría General del Ayuntamiento de Lalín dispone de una copia cotejada de una escritura de adjudicación de herencia de los herederos de Moure Carrero, otorgada el 15 de noviembre de 2007, en la que no figura Diana Moure.

Amadeo Gadea indicó que si la sentencia de la Sección Segunda de la Audiencia Provincial de Pontevedra no prosperase, apelarán al recurso de amparo, pues "la decisión de la familia es poner todos sus esfuerzos hasta las últimas consecuencias", afirmó Moure Münz.

Respecto a la reclamación presentada ante la Audiencia Provincial de Pontevedra, el Ayuntamiento dijo que "no tiene constancia" de la misma y que "en principio es una denuncia contra su familia"

Moure Münz denunció que el alcalde de Lalín, José Crespo, "se negó sistemáticamente" a recibirla y calificó su actitud de "histriónica, impertinente y maleducada", puesto que adujo que era "un conflicto familiar".

La denunciante estimó que este asunto "excede el ámbito familiar, porque un alcalde no puede desconocer lo que firma", asimismo indicó que el concejal de urbanismo, Román González, alegó que el programa de ordenador le impedía facilitarle una copia de los documentos.

La hija de Amancio Moure, aseguró que los terrenos situados en el centro de Lalín, fueron localizados en el catastro y en el archivo histórico de Pontevedra.

Mooure Münz manifestó que lo que exigen es "justicia", ya que se sienten en "un estado de total indefensión", y concluyó que en el terreno personal su familia gallega hizo que se sintiera como "una bastarda".

Por su parte, el Ayuntamiento de Lalín ha indicado hoy, en un comunicado, que el Consistorio "está siendo la víctima injusta de un asunto en el que no tiene nada que ver y que es fruto de las desavenencias familiares internas".

En cuanto a la solicitud de los documentos, explicó que Álvaro Moure fue quien denegó esta petición de la denunciante, pues alegó que Amancio Moure "en el año 1970 concedió un poder a favor del vecino de Lalín, Victorino Fernández Lamazares, para intervenir en las herencias de sus padres".

De este modo, el escrito precisa que "este poder otorga a Victorino Fernández los derechos que le correspondían en dichas herencias" y el Ayuntamiento considera que "José Moure Carrero quedó totalmente excluido de las herencias de sus padres".