Hope, el niño al que sus padres abandonaron por 'brujo', sale del hospital

  • El pasado mes de febrero se hacía pública la imagen del pequeño de dos años al que sus padres habían abandonado hacía la muerte por inanición al creer que estaba vinculado con la brujería.

  • Este miércoles la asociación 'African Children's Aid Education and Development Foundation' daba la buena noticia de que Hope, Esperanza en español, ya había abandonado el hospital.

Hope disfruta de una tarde de juegos tras recibir el alta. Foto Anja Ringgren

Hope disfruta de una tarde de juegos tras recibir el alta. Foto Anja Ringgren

Etiquetas

Una historia con final feliz. Ese es el resumen a la historia de Hope. El pequeño de dos años era abandonado por sus padres al considerar que el niño estaba vinculado con la brujería. Ahora, Hope ha conseguido el alta hospitalaria y 'African Children's Aid Education and Development Foundation' muestra las fotos del pequeño disfrutando con otros niños.

Hope sufrió lo que significa que te tachen de "niños brujos". Así es como se conoce a los pequeños a los que se les acusa de estar poseídos por el diablo o malos espíritus. Su familia lo destinó a la muerte abandonándolo.

Fue Anja Ringgren y su asociación la que difundió la imagen del niño aferrándose a a una botella de agua. El niño de origen nigeriano sufría deshidratación y desnutrición.

Hope no es la única víctima

La fundadora de 'African Children's Aid Education and Development Foundation' declaraba en el diario británico'The Sun', el día que se conoció la noticia, que este no es un hecho aislado sino que se ha convertido en una práctica muy extendida en Nigeria. En ocasiones,hasta los padres son los que llevan a cabo las torturas a los pequeños.

Esta es la razón por la que Ringgren utiliza su perfil en la red social para subir imágenes como esta, a la que ha acompañado de un texto en el que se puede leer: "Miles de niños son acusados de brujería y ambos hemos visto niños torturados, niños muertos y niños asustados. Esta imagen muestra por qué lucho. Por qué vendí todo lo que tengo. Por qué me estoy moviendo a un territorio inexplorado". "He elegido llamar al niño 'Hope' (Esperanza) por el momento,porque todos esperamos que sobreviva". De este modo, la asociación puede mostrar la realidad a la que se exponen niños en varios países africanos.

Ahora Ringgren no ha podido evitar su felicidad al ver al pequeño Hope disfrutando de una tarde de juegos con el resto de niños.