Roban la tienda del Atleti rompiendo el cristal con una tapa de alcantarilla

  • Madrid, 18 abr (EFE).- La tienda oficial del Atlético de Madrid, situada en el recinto del estadio Vicente Calderón con entrada por el paseo de los Melancólicos, sufrió anoche un robo tras lograr los ladrones acceder al interior destrozando el escaparate con la tapa de una alcantarilla cercana.

Roban la tienda del Atleti rompiendo el cristal con una tapa de alcantarilla

Roban la tienda del Atleti rompiendo el cristal con una tapa de alcantarilla

Madrid, 18 abr (EFE).- La tienda oficial del Atlético de Madrid, situada en el recinto del estadio Vicente Calderón con entrada por el paseo de los Melancólicos, sufrió anoche un robo tras lograr los ladrones acceder al interior destrozando el escaparate con la tapa de una alcantarilla cercana.

Se desconoce por el momento la cuantía del robo, que se produjo en la noche del viernes, así como los detalles del mismo, que están siendo investigados por la policía.

Los ladrones usaron, al parecer, la tapa de una alcantarilla cercana para romper el escaparate de la tienda, logrando el mismo efecto del "alunizaje" (empotrar un coche contra el cristal para acceder al interior de la tienda).

Según ha indicado a EFE el responsable de prensa del club, Enrique Ramón, aún no ha sido posible evaluar los efectos robados aunque "parece que se han llevado sobre todo una gran cantidad de ropa deportiva".

Hoy, el club celebraba, además del encuentro de Liga con el Numancia, el Día de las Peñas, por lo que todo el mundo ha estado más ocupado que de costumbre, ha señalado Ramón.

Los ladrones tuvieron que usar la tapa de una alcantarilla ya que la luna del escaparate es blindada. Además, la tienda oficial del Atlético de Madrid, situada en el Vicente Calderón y donde trabajan unas seis personas, está vigilada por cámaras de seguridad.

El "alunizaje" no ha sido el primer robo que sufre el centro, aunque sí el primero en el que los ladrones han utilizado este método.

La tienda está abierta de lunes a sábado de diez de la mañana a ocho de la tarde ininterrumpidamente y los días de partido desde las once de la mañana hasta un poco antes del comienzo del partido, y 45 minutos una vez finalizado éste.