Una gaviota rosada, que anida en el polo ártico, aparece en las lagunas de C.Real

  • Alcázar de San Juan (Ciudad Real), 21 feb (EFE).- Un ejemplar de gaviota rosada, especie que tradicionalmente anida en el polo ártico y que se puede ver estos días en el complejo lagunar de Alcázar de San Juan (Ciudad Real), ha levantado gran expectación entre el colectivo de ornitólogos, por la rareza de su observación.

Una gaviota rosada, que anida en el polo ártico, aparece en las lagunas de C.Real

Una gaviota rosada, que anida en el polo ártico, aparece en las lagunas de C.Real

Alcázar de San Juan (Ciudad Real), 21 feb (EFE).- Un ejemplar de gaviota rosada, especie que tradicionalmente anida en el polo ártico y que se puede ver estos días en el complejo lagunar de Alcázar de San Juan (Ciudad Real), ha levantado gran expectación entre el colectivo de ornitólogos, por la rareza de su observación.

El temporal de frío que registró la península ibérica en las últimas semanas ha podido traer hasta ese complejo lagunar a este ave, cuya cita es considerada una rareza, por ser inusual su presencia en la península ibérica.

De hecho, desde el año 1994, según ha explicado a Efe María José Valencia, miembro de la Sociedad Española de Ornitología (SEO/BirdLife) sólo se conocían dos citas en España para este ave.

En concreto, aparecieron en abril de 1994 en Guipúzcoa y en ambos casos se trataba de ejemplares adultos mostrando diferencias de plumaje.

El ave, que aún permanece en el complejo lagunar de Alcázar de San Juan, fue avistada por primera vez por un grupo de ornitólogos holandeses, que en principio la observaron sola y desorientada, pero que con el paso de las horas parece que se va aclimatando con el resto de las aves.

La gaviota rosada está despertando el interés de ornitólogos de todo el país, que se están desplazando hasta Alcázar de San Juan, porque, como ha indicado María José Valencia, "por muy extraño que nos parezca a los que entienden de aves, para los expertos es todo un acontecimiento de la naturaleza".

El complejo lagunar de Alcázar de San Juan cuenta con una gran riqueza faunística, compuesta por numerosas especies entre las que destaca la presencia del flamenco rosado y la malvasía cabeciblanca, además de un gran número de especies de ánades y otras aves típicas de los humedales manchegos.