Ecuador prepara sus mejores rosas para San Valentín

  • Quito, 11 feb (EFE).- Ecuador, el tercer país exportador de flores del mundo, prepara para el día de San Valentín sus mejores rosas, no solo por bellas y perfumadas, sino porque no han sido cultivadas con productos tóxicos ni con trabajo infantil.

Ecuador prepara sus mejores rosas para San Valentín

Ecuador prepara sus mejores rosas para San Valentín

Quito, 11 feb (EFE).- Ecuador, el tercer país exportador de flores del mundo, prepara para el día de San Valentín sus mejores rosas, no solo por bellas y perfumadas, sino porque no han sido cultivadas con productos tóxicos ni con trabajo infantil.

San Valentín, el patrono de los enamorados, cuya festividad se celebra el 14 de febrero, es el momento culminante para las ventas de flores y las rosas ecuatorianas son muy apreciadas en mercados exigentes como el europeo y, especialmente, el ruso.

Las rosas que van al Viejo Continente y otros mercados para deleitar a los enamorados llevan la marca de calidad "Flor Ecuador", una garantía de que han sido cultivadas bajo normas laborales y ecológicas estrictas, exigidas por el Estado ecuatoriano y organismos internacionales.

"Es un certificado de calidad del país, que ya se está posicionando en el mundo" y que se encuentra en proceso de validación por parte de las mayores verificadoras internacionales, indicó a Efe Gabriel Luzuriaga, presidente de la Asociación de Exportadores de Flores (Expoflores) y director de "Bella Rosa".

Ecuador tiene una superficie cultivada de flores de 6.000 hectáreas, con un rendimiento de 700.000 tallos por hectárea, lo que supone, en términos anuales, 2.800 millones unidades.

"Somos el tercer país exportador de flores en el mundo, sólo superado por Holanda y Colombia", aunque los mayores productores "son China, con 15.000 hectáreas, y Brasil, con unas 8.000 hectáreas", pero cuya producción va destinada al consumo interno, añadió el presidente de Expoflores.

Esa Asociación, explicó, abarca sólo a unas 200 fincas, de las 600 que existen en el país, pero en superficie, el gremio aglutina al 80 por ciento del área total cultivada de flores.

Según Luzuriaga, la flor ecuatoriana, especialmente la rosa, es la mejor para el mercado, por las condiciones de cultivo, y en los Andes ecuatorianos las rosas crecen con tallos fuertes y largos, donde se producen las famosas rosas "freedom", de 1,8 metros de altura, las más grandes del mundo.

En Ecuador "una flor se demora más en ser flor, le toma más tiempo, casi cien días y en ese tiempo tiene una vida muy vegetativa, entonces endurece el tallo, las hojas y espinas se hacen más grandes y eso hace que pueda viajar mejor y sea mejor su apariencia, tamaño del botón y color", añadió Luzriaga.

Este año, no obstante, Luzuriaga sostiene que, por la crisis, las ventas podrían decaer un poco, aunque no en forma dramática, y los precios pueden bajar "un poquito".

Las exportaciones de flores ecuatorianas desde enero a noviembre de 2008 alcanzaron los 523,8 millones de dólares, un récord anual histórico para ese sector, según datos del Banco Central.

Las flores, con un 3 por ciento del total de ventas, son el cuarto producto de exportación de Ecuador, por detrás del petróleo, que representa el 58,4 por ciento, el banano (8,5 %) y el camarón (3,5 %).

Pero más que un producto más, las flores en "Bella Rosa", y en otras muchas fincas ecuatorianas, son mimadas como "hijos" por quienes las cultivan.

Luzuriaga está orgulloso de sus trabajadores, dedicados a cuidar las flores con el mayor cuidado posible, tanto que es muy fácil verlos conversar con ellas.

"Casi el 50 por ciento de esta actividad es mano de obra, en el negocio de la producción de flores se utilizan 13 personas por cada hectárea", explicó Luzuriaga que informó de que la floricultura de exportación en Ecuador emplea a unas 82.000 personas.

Por eso es que, para él, cuando un comprador final adquiere una de sus rosas, no sólo obtiene un producto de calidad, sino un bien que ha sido creado "con cariño, con amor, por muchas personas".

Para Luzuriaga, el "secreto" para producir las mejores rosas "radica en la mística de trabajo, en la calidad y en el cuidado y amor en la producción", además de las condiciones naturales que ofrece Ecuador, un aliado del patrono de los enamorados en esta época.