El Ayuntamiento de Zamora destina cinco millones a obras de pavimentación, pasos elevados, caminos rurales y alumbrado

ZAMORA, 16 (EUROPA PRESS) El Ayuntamiento de Zamora destinará cinco millones de euros a obras de pavimentación de aceras y calzadas, construcción de pasos de peatones elevados, caminos rurales y alumbrados, según explicó hoy la alcaldesa, Rosa Valdeón. Las obras forman parte de distintos proyectos que se financiarán con cargo al Fondo Estatal de Cooperación Local y que hoy fueron presentados. Los trabajos permitirán crear 58 empleos. Los proyectos incluyen la pavimentación de aceras en distintas zonas de la ciudad, sustituyendo aquellas que están deterioradas. El proyecto comprende actuar en quince calles diferentes. Además, también se pavimentarán media docena de calzadas, sustituyendo en algunas los adoquines y las losas de hormigón que están rotas y asfaltando en aquellas zonas que sean necesarias. El equipo de gobierno municipal prevé también construir quince pasos de peatones elevados, que se ubicarán en zonas cercanas a los colegios y en puntos donde el tráfico es especialmente intenso. La alcaldesa presentó también la actuación que se va a llevar a cabo en nueve caminos rurales y el cambio de alumbrado en diez calles, lo que permitirá contar con mejor luz y con un coste menor. Entre los proyectos redactados por el ayuntamiento se encuentra la instalación de cámaras de vigilancia en el casco antiguo de la capital para controlar las matrículas de los vehículos que incumplen la prohibición de circular por la zona. De esta manera, precisó el concejal de Protección Ciudadana, Francisco Javier González, se multará a aquellos vehículos que no tienen permiso para circular, es decir aquellos que no son residentes o no estén realizando labores de carga y descarga. De momento, está previsto instalar cuatro cámaras en San Martín, San Andrés, la plaza Fernández Duro y la calle Puente. Además, se ampliarán la pasarela peatonal que conecta el barrio de San Isidro con el bosque de Valorio. Se construirá un acceso desde la parte sur del bosque para acceder a la pasarela desde las proximidades de la conocida como casa del guarda. De esta manera, explicó Valdeón, se reducirá la longitud del trazado que los peatones han de recorrer para acceder a la ciudad.