Hoy arranca la III edición del programa de educación ambiental de Caja España en Sierra del Brezo (Palencia)

Participarán más de 1.300 alumnos de 26 colegios de toda Castilla y León durante este mes y los de mayo, octubre y noviembre

PALENCIA, 15 (EUROPA PRESS)

Hoy arrancó la III edición de 'Biodivertido', el programa de educación ambiental puesto en marcha por la Obra Social de Caja España en sus instalaciones en Sierra del Brezo, en la montaña palentina.

Esta tercera edición de Biodivertido destaca por el alto grado de participación ya que contará con la presencia de 26 colegios procedentes de toda Castilla y León, por lo que 1.300 alumnos tomarán parte en este "novedoso" programa de educación medio ambiental que se desarrolla en los meses de abril, mayo, octubre y noviembre.

Cabe destacar que la organización de Biodivertido recibió más de 2.000 solicitudes durante las diez primeras horas de plazo de presentación, lo que según destacó la entidad en un comunicado recogido por Europa Press refleja la "consolidación y prestigio" del programa dentro de la comunidad educativa de Castilla y León.

'Biodivertido' programa excursiones, juegos, charlas, actividades, talleres, audiovisuales y exposiciones participativas que conducen a lograr una mayor conciencia medio ambiental en nuestras jóvenes generaciones.

"Esta apuesta de la Obra Social de Caja España reúne diversión y educación mediante actividades y juegos donde los participantes entran en contacto directo con la naturaleza con la guía y ayuda de monitores", destacaron las mismas fuentes.

'Biodivertido' tiene lugar en las instalaciones que la Obra Social de Caja España posee en la Sierra de Brezo, un amplio paraje en pleno corazón de la montaña palentina que cuenta con más de 100 camas, comedor, sala de exposiciones y proyecciones, aulas, pistas deportivas y piscina, instalaciones todas ellas adaptadas para su uso por parte de discapacitados y personas con movilidad reducida.

Es un espacio de 28.000 metros cuadrados con bosques de hayas, encinas y robles viven, además, cientos de especies animales, algunas de ellas en peligro de extinción y otras endémicas de Castilla y León.