La Diputación de Álava reparte 15.000 plantas de árboles y arbustos para reforestar áreas y espacios degradados

VITORIA, 20 (EUROPA PRESS) El Departamento de Agricultura de la Diputación Foral de Álava ha repartido más de 15.000 plantas de distintos árboles y arbustos autóctonos entre un centenar de entidades locales para reforestar áreas y espacios degradados. Desde que en diciembre del año pasado se puso en marcha la campaña 'Un alavés, un árbol plantado', han sido casi un centenar de entidades locales las que se han puesto en contacto con la Guardería Forestal para solicitar suministro de planta del Vivero de Eskalmendi, según informó hoy el Ejecutivo alavés en un comunicado difundido con motivo del Día Mundial Forestal, que se celebra mañana. Hayas, nogales, robles, abedules, encinas, avellanos, tilos y también acebos son algunas de las especies que han sido demandas por los ayuntamientos y colegios que se han adherido a la campaña. La diputada de Agricultura, Estefanía Beltrán de Heredia, subrayó la participación de las entidades locales en el impulso de este tipo de plantaciones, cuyo principal objetivo es "involucrar a la sociedad en el mantenimiento y conservación del medio forestal". Beltrán de Heredia destacó la importancia que este tipo de acciones tiene en la lucha contra el cambio climático, ya que "cada árbol genera el oxígeno que necesita una familia de cuatro personas al año, ayuda a mantener las aguas subterráneas y el 20 por ciento de su peso es carbono". La responsable del Departamento de Agricultura recordó que casi la mitad de la extensión de Álava se encuentra cubierta por árboles (141.515 hectáreas), de los cuáles casi el 80 por ciento corresponde a bosques naturales y el resto a plantaciones forestales. En relación a su contribución a la fijación de carbono, explicó que la superficie forestal alavesa, hoy en día, fija cinco millones de toneladas de carbono en forma de madera, lo que corresponde a una media de 16 toneladas de carbono por cada alavés. Cada año, en los bosques se fijan 129.000 toneladas de carbono en Álava, en forma de madera en los bosques, lo que supone 0,41 toneladas anuales por cada alavés.