Macapagal invita a los Reyes a que realicen una visita de Estado a Filipinas

MADRID, 24 (EUROPA PRESS) El Gobierno filipino trasladó hoy al ministro de Asuntos Exteriores y de Cooperación, Miguel Angel Moratinos, de viaje oficial en Manila, una invitación de la presidenta Gloria Macapagal Arroyo para que los Reyes realicen una visita de Estado a este país, informaron a Europa Press fuentes diplomáticas. La última vez que Don Juan Carlos y Doña Sofía visitaron el archipiélago fue en febrero de 1988 por los actos del Centenario del fin de la Administración española. Antes ya habían viajado a la ex colonia en visita oficial en 1995. Moratinos acogió la invitación que le trasladó su colega filipino, Alberto Rómulo, con "satisfacción", según las fuentes. En rueda de prensa conjunta con Rómulo, el ministro afirmó sentirse muy "emocionado" por su visita oficial a este país, la primera que hace desde que está al frente de la Diplomacia española y la primera de un ministro español de Exteriores en 12 años. Preguntado en rueda de prensa por la situación de los Derechos Humanos en Filipinas, Moratinos precisó que este asunto se enmarca en el diálogo que mantiene la UE con el país y se refirió a la publicación de ciertos informes que señalan que Manila ha realizado esfuerzos en ese sentido. El ministro se refería así a la decisión de Filipinas de abolir la pena de muerte, lo que le convierte en el primer país de la región en dar ese paso. De otro lado, Moratinos subrayó el campo de colaboración que se abre entre los dos países después de que el Gobierno filipino haya decidido introducir el español como asignatura obligatoria en algunos institutos como experiencia piloto. En el marco de esta visita, los dos Gobiernos han firmado cuatro acuerdos, uno de apoyo presupuestario en el sector de la salud; otro para la creación de una escuela taller; otro para permitir actividades remuneradas a los familiares de diplomáticos y otro de formación de diplomáticos. Mañana Moratinos prevé entrevistarse en Manila con la presidenta de Filipinas, Gloria Macapagal Arroyo y posteriormente con la madre del preso hispano filipino Paco Larrañaga, para informarle personalmente de la disposición del Gobierno filipino a autorizar su traslado a España para que cumpla aquí su condena por el secuestro, violación y asesinato de dos hermanas.