Martín inaugura la rehabilitación de la senda fluvial del Pisueña en Castañeda

Medio Ambiente ha invertido 670.778 euros, de los que 300.000 corresponden a la primera fase

SANTANDER, 26 (EUROPA PRESS)

El consejero de Medio Ambiente de Cantabria, Francisco Martín, acompañado por el alcalde de Castañeda, Miguel Ángel López Villar, miembros de la Corporación y vecinos, inauguró hoy la primera fase del proyecto 'Senda fluvial ecológica y áreas de descanso en la ribera norte del río Pisueña', fruto de un convenio entre ambas administraciones que contempla una aportación económica de la Consejería de Medio Ambiente de 670.778 euros, de los cuales 300.000 euros corresponden a esta primera fase.

Martín mostró su satisfacción por inaugurar "obras que se ven", en referencia a las correspondientes del ciclo integral del agua, basadas en tuberías bajo tierra, al tiempo que recordó que Castañeda es uno de los ayuntamientos cántabros con un nivel de inversiones por habitante más elevados de su Consejería.

Tras destacar el "dinamismo" y la "eficacia" del equipo de Gobierno, explicó que con estas actuaciones "se pretende evitar que en Cantabria haya ciudadanos de primera y segunda categoría", e hizo referencia a los trabajos para conseguir el saneamiento integral del municipio, que tendrá una inversión de unos 10 millones de euros.

Las obras inauguradas hoy están destinadas al acceso del medio natural para paseantes y cicloturistas, mejoran la conectividad de los núcleos rurales por vías alternativas a las carreteras locales, y crean nuevas alternativas de ocio y áreas de descanso.

Los trabajos han permitido recuperar dos áreas deterioradas para convertirlas en zonas de ocio y descanso. La primera, en el parque fluvial de La Ribera de Pomaluengo, ha consistido en la recuperación e integración de este espacio degradado por su cercanía al punto limpio y por el uso de la parcela como vertedero incontrolado de inertes de todo tipo. Las obras han posibilitado una parcela de 11.850 metros cuadrados con transporte a vertedero controlado, en la que se ha creado un área de ocio dotada de juegos y zonas abiertas para eventos públicos.

Se han destinado para zona de juegos un total de 450 metros cuadrados, enlosados de piedra, a excepción de los 84 metros cuadrados de pavimento de caucho donde se ubica el área de juegos infantiles. El espacio para eventos públicos y pequeñas actuaciones se ha realizado en hormigón impreso y tiene una superficie de 1.670 metros cuadrados. Del resto de la parcela se dedican 825 metros cuadrados a caminos realizados en grava, que van delimitando la zona ajardinada mediante traviesas de ferrocarril. La parcela se ha delimitado con un cerramiento de vallas de madera y queda abierta al río Pisueña, vocación natural del parque público.

Próximos a esta área, al otro lado del camino, se han ubicado los aparcamientos, de 620 metros cuadrados, y se ha habilitado una zona de descanso dotada de un banco de piedra y una pequeña fuente. Se han plantado 216 árboles y arbustos integrados en el ecosistema del entorno (alisos, arce, carpes, fresnos, manzanos, etcétera) e instalado iluminación. En la entrada principal se ha construido un pequeño edificio que alberga servicios y vestuarios y una zona de almacén.

ÁREA DE DESCANSO EN SOCOBIO

En el área de descanso del Puente de la ferrería de Socobio la actuación se ha centrado en la recuperación de este espacio municipal situado junto a la vía verde que discurre hacia Puente Viesgo y colindante con Pomaluengo.

La superficie de actuación es de 1.435 metros cuadrados, con una zona de juegos que ocupa 370 m2 enlosados en piedra, a excepción de los 73 metros cuadrados de seguridad con pavimento de caucho. El resto de parcela se destina a zona ajardinada. Esta parcela también se ha cerrado con vallas de madera, a excepción de la zona Este que está formada por un seto de avellanos. La jardinería está compuesta por varios arbustos y tres perales ornamentales. La iluminación está formada por farolas tipo villa y todo el parque tiene mobiliario urbano, construyéndose en la entrada principal una rampa de acceso para discapacitados.

La segunda fase del proyecto de rehabilitación consistirá en la ejecución de la senda fluvial, propiamente dicha, a lo largo de más de cuatro kilómetros, así como la creación de dos zonas de descanso y una pasarela en La Cueva sobre el río Pisueña, que conectará con San Román de Cayón. Esta fase se encuentra en periodo de expropiaciones, estando prevista su licitación en breves fechas.