Aung San Suu Kyi niega ante el tribunal los cargos de violación del arresto domiciliario

MADRID, 26 (EUROPA PRESS)

La líder opositora birmana Aung San Suu Kyi declaró hoy ante el tribunal que la juzga por presunta violación del arresto domiciliario al que se ha visto sometida durante 14 de los últimos 20 años y negó las acusaciones, emitidas a mediados de este mes después de que un ciudadano estadounidense fuera detenido tras pasar dos días en su residencia de Rangún.

Suu Kyi explicó en esta sesión del juicio, a la que las autoridades han permitido el paso a algunos periodistas birmanos y diplomáticos, que en un principio no tuvo conocimiento de la llegada de John Yettaw a su casa, pero que después fue informada por uno de sus asistentes.

Es la primera vez que Suu Kyi comparece en este juicio, en el que podría ser condenada a un máximo de cinco años de cárcel. Según los periodistas y diplomáticos presentes en la sala, la líder opositora y premio Nobel de la Paz, a la que se veía débil y pálida, fue interrogada durante algo menos de media hora sobre el incidente con Yettaw.

"No supe de ello inmediatamente. Fui informada alrededor de las 5.00. Mi asistente me dijo que un hombre había llegado", declaró Suu Kyi a los jueces, al tiempo que admitió que facilitó al estadounidense un "refugio temporal" y que no informó a las autoridades.

Según la líder del partido Liga Nacional para la Democracia (LND), de 63 años, no informó de ello por temor a poner en problemas a Yettaw o a los guardias de seguridad que vigilan su residencia, a la que el norteamericano llegó atravesando un lago a nado.

Suu Kyi añadió que Yettaw se fue de la casa en torno a las doce menos cuarto de la noche del 5 de mayo. "Sólo sabía que se había ido por el lago. No sabía qué camino tomó porque estaba oscuro", señaló.

Tras el fin de la sesión de hoy, la líder opositora agradeció a los periodistas y diplomáticos su "preocupación y apoyo". "Siempre está bien ver a gente del mundo exterior", indicó antes de ser escoltada fuera de la sala.