El jurado de la XXI edición de los Jaume I contará con 21 premios Nobel y ex ministros como Rodrigo Rato o Miguel Boyer

VALENCIA, 22 (EUROPA PRESS)

Un total de 21 Premios Nobel y otras 57 personas destacadas del mundo de la política, la investigación, la cooperación y las letras, como los ex ministros de Economía Rodrigo Rato y Miguel Boyer o el ex lehendakari José Antonio Ardanza, formarán el jurado de la vigésimo primera edición de los galardones 'Jaime I' 2009 que se proclamarán el próximo 2 de junio.

El presidente ejecutivo de la 'Fundación Premios Rey Jaime I', Santiago Grisolía, presentó hoy en rueda de prensa al jurado de esta edición, acompañado del adjunto a la presidencia, el profesor Javier Quesada. Ambos coincidieron en que el "prestigio del jurado" responde al esfuerzo y a la labor desarrollada desde la creación de los galardones en 1989.

Este año repiten Premios Nobel como el de Economía de 2004 Finn Erling Kydland, el de Química de 2006 Roger Kornberg o el inventor de la viagra y Nobel de Medicina de 1998 Ferid Murad al tiempo que se incorpora el de Economía de 2007 Eric Maskin o el galardonado con el Nobel de Química en 1996 Harold Kroto. Quesada reconoció la voluntad de los organizadores de cambiar el jurado cada año "para que nadie se sienta dueño de los premios".

Al igual que en años anteriores el certamen sirvió para debatir y mostrar la preocupación de los expertos por temas como la energía, los incendios o el agua, Grisolía avanzó que la presente edición incidirá en "la pobreza y el hambre".

Según explicó, unos 200 candidatos optan a la medalla de oro y a los 100.000 euros del premio que reconoce el desarrollo científico en España a través de seis categorías -Investigación Básica, Economía, Investigación Médica, Protección del Medio Ambiente, Nuevas Tecnologías y Urbanismo, Paisaje y Sostenibilidad-.

Al respecto, Javier Quesada destacó que en la actualidad "comienza a haber candidatos de otros países que desarrollan su trabajo en España lo que cualifica los premios".

De los 88 científicos que han sido galardonados en los 21 años de historia de los premios, 84 forman parte del Alto Consejo Consultivo (ACC) encargado de asesorar a la Generalitat en materia de investigación, innovación tecnológica y desarrollo. Grisolía valoró está comisión de expertos porque permite a la Administración autonómica contar con asesores de "toda España y de todos los colores".

El jurado se reunirá el 1 de junio en el Convento de Santo Domingo para decidir quiénes serán los galardonados de este año y por la noche celebrarán una cena en el Museo San Pío V para "poner en valor la ciudad y darla a conocer". Asimismo, Quesada recalcó la "importancia" de los premios para "difundir la trayectoria y las investigación de los científicos españoles".

A preguntas de los periodistas sobre si iban a adoptar alguna medida para reducir gastos, Santiago Grisolía destacó "la austeridad de la fundación" como demuestra que muchos de los miembros "no sólo no cobran sino que aportan dinero". En relación con la situación de crisis económica, el adjunto a la presidencia hizo hincapié en la ciencia y la tecnología como "herramientas fundamentales para salir de los 'impasses' a medio plazo" y en la importancia de "apostar por el pasado mañana" a través del desarrollo, la ciencia y la innovación.

BÚSQUEDA DE SEDE

Grisolía señaló el interés de la Fundación por "conseguir una sede apropiada y de impacto" y en este sentido, manifestó que, tanto la alcaldesa de Valencia, Rita Barbéra, como las autoridades competentes "ya conocen este deseo de la Fundación".

No obstante, preguntado por si habían pensado en algún edificio para este fin subrayó que "por el momento no" aunque expresó sus preferencias por una sede "modesta y austera" para que se asocie a la imagen de los premios.

Por otro lado, el presidente de los galardones destacó que los cientos de expedientes de todos los candidatos almacenados en los archivos de la Fundación "evidencian los aspectos históricos de la investigación científica española de los últimos años". Todos estos documentos serán trasladados a la Biblioteca Valenciana de San Miguel de los Reyes aunque "como fondo", matizó, ya que no podrán verse hasta dentro de 20 años para evitar que se sepa "quién se ha presentado y no ha recibido el premio".