La fábrica de Cemex en Morata de Jalón aumenta en un 18% el uso de combustibles alternativos en 2008

MORATA (ZARAGOZA), 25 (EUROPA PRESS) La fábrica de la empresa Cemex en la localidad zaragozana de Morata de Jalón incrementó el pasado año 2008 un 18 por ciento el uso de biomasa vegetal como combustible alternativo al coque de petróleo respecto al año 2007. De esta forma, la planta pudo alcanzar, de media a lo largo de 2008, un 5 por ciento de sustitución; es decir, que un 5 por ciento de la energía utilizada para mover los hornos de cemento procedió de un combustible alterno en lugar de coque de petróleo. Para obtener estas cifras "récord" en esta instalación se utilizaron 10.149 toneladas de biomasa. En el mismo periodo, la fábrica redujo las emisiones de CO2 en 13.695 toneladas, según explica la compañía en un comunicado. Estas cifras fueron presentadas en la cuarta reunión de la Comisión de Sostenibilidad que se celebró en Morata de Jalón este mes y en la que participaron tanto representantes de Cemex como del Ayuntamiento de la localidad y de distintas asociaciones del municipio. El objetivo de esta comisión de sostenibilidad es mantener un contacto permanente con los vecinos, autoridades y todos aquellos colectivos interesados en la marcha de la planta, de manera que estén informados de la actividad de la empresa y aporten sus puntos de vista para garantizar un adecuado desarrollo sostenible en el municipio. USO DE BIOMASA DESDE 2006 La fábrica de Morata de Jalón utiliza biomasa como combustible alternativo desde 2006. Desde entonces y como consecuencia de su uso, entre otros factores, se han ido reduciendo las emisiones de CO2. Actualmente se están alcanzando, según la dirección de la empresa, valores puntuales de sustitución con combustibles alternos del 20 por ciento, llegando a una sustitución media anual del 10 por ciento. Uno de los principales objetivos de Cemex para esta planta es conseguir fuentes de suministro de biomasa estables y en cantidades que permitan a la planta alcanzar un porcentaje de sustitución media del 20 por ciento. Aumentar este nivel de sustitución y alcanzar niveles de sustitución energética comparable al de las plantas de otras comunidades autónomas y países europeos requiere el uso de otros combustibles alternativos, ya que sólo con la biomasa no es técnicamente posible, señala la empresa.