Restaurantes y cocineros de Nueva York ganan mayoría de premios James Beard

  • Nueva York, 4 may (EFE).- Restaurantes y cocineros neoyorquinos acapararon hoy la mayor parte de los premios más importantes de la gastronomía estadounidense, los que concede la Fundación James Beard, que otorgó el galardón de mejor cocinero del año de este país a Dan Barber.

Restaurantes y cocineros de Nueva York ganan mayoría de premios James Beard

Restaurantes y cocineros de Nueva York ganan mayoría de premios James Beard

Nueva York, 4 may (EFE).- Restaurantes y cocineros neoyorquinos acapararon hoy la mayor parte de los premios más importantes de la gastronomía estadounidense, los que concede la Fundación James Beard, que otorgó el galardón de mejor cocinero del año de este país a Dan Barber.

Por ese mismo premio competía el español José Andrés, quien por segundo año se quedó entre los cinco chefs de Estados Unidos que aspiraban a ser nombrados como mejores cocineros del país.

"Ya nos tocaba por historia y por peso. Lo que ha sucedido en los últimos años en España en gastronomía ha sido espectacular. España ya no es solo lo que se hace allí, sino que ha conseguido exportar, y eso es lo que se celebra", dijo hoy a Efe José Andrés, que también señaló que habrá otras ocasiones para lograr tan preciado reconocimiento.

El cocinero asturiano, de 39 años y que lleva 15 trabajando en EE.UU., optaba además de al galardón como mejor cocinero por su labor al frente de "Minibar", en Washington, al de mejor nuevo restaurante y al del establecimiento con mejor diseño arquitectónico por su "The Bazaar", abierto recientemente en Los Ángeles.

Respecto a la ausencia de otros cocineros y establecimientos de cocina de los diferentes países hispanoamericanos, el chef español señaló la importancia de esas diversas cocinas en EE.UU.

En ese sentido, subrayó que "ha habido muchos latinoamericanos que han marcado un antes y un después en la gastronomía, como Rick Bailey que, aunque es estadounidense, es el padre de la cocina mexicana en Estados Unidos".

Barber, el mejor cocinero del año, es un defensor de la agricultura sostenible que regenta el restaurante Blue Hill de la Gran Manzana y es considerado uno de los pioneros del movimiento que subraya la importancia y la diferencia que suponen para los amantes de la buena cocina los platos cocinados con productos de la estación.

Su nombre, además, se incluye entre la lista elaborada por la revista semanal Time de las 100 personalidades más influyentes de 2009, un reconocimiento que se celebrará mañana con una cena de gala también en Nueva York.

La Fundación James Beard, que se estableció en 1990, reconoce con estos galardones en 52 categorías a los profesionales del arte culinario por su excelencia y los logros en las diferentes áreas de la gastronomía.

Su presidenta, Susan Ungaro, destacó la elección de Barber por "su trabajo artesanal" al frente de sus dos restaurantes neoyorquinos, el urbano "Blue Hill" y el "Blue Hill Stone Barns", ubicado en una zona rural del estado.

Considerados como los Óscar del mundo gastronómico, estos galardones no conllevan recompensa económica alguna y celebran al chef, autor y profesor estadounidense de gastronomía James Beard (1903-1985).

Otro restaurante neoyorquino, "Jean Georges", regentado por Jean-Georges Vongerichten, fue elegido como el mejor de Estados Unidos, mientras que "Momofuku Ko", de David Chang y también en Manhattan, lo fue como el mejor nuevo establecimiento de todo el país.

La fundación quiso celebrar este año a las mujeres dedicadas a la gastronomía y reconoció la trayectoria de Ella Brennan, conocida en este país como "la reina de la cocina" y con restaurante en Nueva Orleans (Luisiana), y a Gina DePalma, del neoyorquino "Babbo", como la mejor repostera.

Los restauradores mexicanos Zarela y Aron Sánchez, propietarios de varios restaurantes en Nueva York, entregaron el premio de mejor libro generalista de cocina a Mark Bittman por su "How to cook everything".

"Se trata de celebrar a la mujer y, como yo fui de las pioneras en este sector, me siento muy honrada por haber presentado un premio", indicó a Efe la empresaria mexicana.

Sobre la ausencia de la cocina latinoamericana en estos galardones, comentó: "Quizá no hayamos llegado al nivel deseado porque la comida latinoamericana pasó de ser comida casera a servirse en restaurantes elegantes, y estamos en la capital del mundo".

"Tenemos que subir el nivel de nuestra cocina, seguir mejorando la comida para que nos tomen en serio. Aunque la mayoría de personas que trabajan en las cocinas de los restaurantes son latinoamericanos, lo que pasa es que todavía no han desarrollado todo su potencial. Es cuestión de tiempo", dijo a Efe el chef y propietario de "Paladar", Arón Sánchez.

Por su parte, Emeril Lagasse, uno de los chefs estadounidenses más reconocidos internacionalmente, indicó a Efe que "España es un país maravilloso, con gente y comida estupenda".

"Le doy la enhorabuena a José Andrés por la candidatura. Hay muchos chefs buenos en España, aunque quien destaque entre todos quizá sea Ferran Adrià", añadió.