Sampedro, a sus 92 años, afronta con "serenidad" lo que le queda de vida

  • Toledo, 26 may (EFE).- El escritor barcelonés José Luis Sampedro, que el próximo domingo recibirá el título que le acredita como "Hijo Adoptivo" de Castilla-La Mancha, afirma que, con 92 años, encara su futuro "con serenidad".

Sampedro, a sus 92 años, afronta con "serenidad" lo que le queda de vida

Sampedro, a sus 92 años, afronta con "serenidad" lo que le queda de vida

Toledo, 26 may (EFE).- El escritor barcelonés José Luis Sampedro, que el próximo domingo recibirá el título que le acredita como "Hijo Adoptivo" de Castilla-La Mancha, afirma que, con 92 años, encara su futuro "con serenidad".

"Afronto lo que me queda de vida con serenidad", dice el escritor en una entrevista por escrito con EFE, debido a su delicada salud, en respuesta a la pregunta de ¿qué le pide o le reprocha a la vida con la enorme experiencia acumulada?.

El escritor recibirá el 31 de mayo de manos del presidente regional, José María Barreda, el título de "Hijo Adoptivo", que le ha sido concedido por su relación con la región, a través de su principal obra literaria "El río que nos lleva", publicado en 1961.

El libro, el sexto de sus veintidós obras, refleja la vida de los gancheros en el Alto Tajo, que desarrollaron a mediados de los años 40 su actividad consistente en transportar río abajo miles de pinos, desde las aguas altas del Tajo hasta Aranjuez.

En su relación con Castilla-La Mancha, el escritor destaca "sin duda" las "vivencias acumuladas durante los nueve años que anduve por sus tierras recabando documentación para escribir la novela" sobre los gancheros.

"Además de ello -dice- me unen a Castilla-La Mancha no pocos recuerdos y colaboraciones".

Enumera al respecto, el IES de Guadalajara que lleva su nombre, su colaboración con la biblioteca de Cuenca, cuyo taller de lectura concede anualmente el Premio Glauka en homenaje al personaje de su novela "La vieja sirena", publicada en 1990, y "mi visita al museo de Zaorejas".

También recuerda su participación en el maratón de cuentos de Guadalajara, la recepción del Premio Su peso en Miel del Ayuntamiento de Peñalver "cuya miel sigo degustando", dice, y "mi especial relación con la Fundación Siglo Futuro de Guadalajara".

En la lista de recuerdos y vinculaciones regionales, cita el "entrañable acto" de entrega del premio al ganador del concurso que se convocó en los IES de Castilla-La Mancha sobre su obra "El mercado y la globalización" (2002).

También menciona "muy especialmente el acto de adopción por parte de la ciudad de Guadalajara y el homenaje que me rindió Cuenca concediéndome la medalla de la ciudad".

Anteriores son otros recuerdos sobre los que Sampedro pasa muy de puntillas, a juzgar por el breve comentario que hace, en alusión a su participación en la Guerra Civil en los frentes de Guadalajara y Cuenca.

"Como es obvio, las guerras todas ellas, y la Guerra Civil en particular, sólo pueden dejar un recuerdo de rechazo", afirma.

Sampedro, nacido en Barcelona en 1917 y educado entre Tánger, Madrid y Aranjuez, tiene familiares directos provenientes de los lugares más dispersos del planeta, como es el caso de su padre, que nació en La Habana, su abuelo en Manila, su madre en Argelia y su abuela en Lugano, la Suiza italiana.

Esta variedad de influencias que recibe serán fundamentales en su obra, como se explica en su web, pero no por ello le hace sentirse ciudadano del mundo ("ciudadanos del mundo somos todos", afirma), aunque le ha ayudado a comprender otras culturas y caracteres.

"El hecho de haber vivido en diferentes lugares y ser Hijo Adoptivo de varias ciudades españolas, lo que me ha proporcionado es un mayor conocimiento de las diferentes culturas, una mayor capacidad de comprensión del Otro y una mejor aceptación de la Verdad de los demás", afirma el escritor.