Supervivientes del holocausto denuncian en la Audiencia Nacional las "mentiras" de los negacionistas

  • Madrid, 30 mar (EFE).- Un superviviente español del holocausto nazi, Jesús Tello, ha denunciado hoy en la Audiencia Nacional las "mentiras" de quienes niegan la existencia de las cámaras de gas, tras declarar en la querella contra cuatro ex miembros de las SS que residen en los Estados Unidos.

Dos supervivientes de Mauthausen declaran hoy en la Audiencia Nacional

Dos supervivientes de Mauthausen declaran hoy en la Audiencia Nacional

Dos supervivientes de Mauthausen declaran hoy en la Audiencia Nacional

Dos supervivientes de Mauthausen declaran hoy en la Audiencia Nacional

Dos supervivientes de Mauthausen declararon hoy en la Audiencia Nacional

Dos supervivientes de Mauthausen declararon hoy en la Audiencia Nacional

Madrid, 30 mar (EFE).- Un superviviente español del holocausto nazi, Jesús Tello, ha denunciado hoy en la Audiencia Nacional las "mentiras" de quienes niegan la existencia de las cámaras de gas, tras declarar en la querella contra cuatro ex miembros de las SS que residen en los Estados Unidos.

"Lo que más me fastidia es que haya políticos que digan que las cámaras de gas no han existido. Eso es mentira y lo digo radicalmente: las cámaras de gas existieron", ha apuntado Tello en referencia a las declaraciones de políticos como el ultraderechista francés Jean Marie Le Pen o de miembros de la Iglesia como el obispo lefebvrista Richard Williamson.

Tello, que ahora tiene 85 años y reside en Francia, ha recordado cómo a los diecisiete años fue uno de los 927 españoles que llegaron al campo de concentración de Mauthausen en un tren que partió de la ciudad francesa de Angoulême por orden del gobierno colaboracionista de Vichy. Permaneció en él cinco años y por él llegaron a pasar unos 7.200 españoles, de los que murieron más de 4.300.

"Yo tuve mucha suerte, porque los mataban de una manera u otra, a palos o como fuese", ha explicado.

Ramiro Santisteban, de 87 años, que también llegó a este campo de concentración a los diecisiete deportado desde Francia con la connivencia del gobierno franquista, también ha prestado hoy declaración en la Audiencia Nacional ante el juez Ismael Moreno.

"Se tendría que haber hecho justicia nada más terminar la guerra. Ya es muy tarde y la mayoría no han pagado el mal que han hecho", ha señalado, refiriéndose a los SS Johann Leprich, Anton Tittjung, Josias Kumpf e Iwan o John Demjanjuk, supuestos miembros de la organización SS Totenkopf Sturmbann ("Batallón de la Calavera").

Según la querella suscrita por los supervivientes y familiares de las víctimas de los campos de concentración nazis, los cuatro participaron en la "persecución y castigo" de las personas que ingresaban en estos campos.

Ésta es la primera diligencia que acuerda Moreno en relación con estos hechos desde que el pasado 17 de julio admitiera a trámite esta querella al deducir que lo denunciado puede constituir un delito de genocidio que debe ser investigado por la Justicia española en base al principio de jurisdicción universal.

La principal petición de esta querella, presentada por el superviviente de Mauthausen David Moyano y los familiares de otros tres españoles que estuvieron internados en los campos de concentración de Mauthausen, Sachsenhausen y Flossenbürg, es la entrega en extradición a España de los cuatro guardias de las SS, a los que Estados Unidos ha retirado la nacionalidad estadounidense.

Esto es lo que esperan los dos supervivientes que han declarado hoy, que confían en que sus testimonios sirvan para que no vuelva a ocurrir una cosa "tan horrible", aunque han lamentado que han sido siempre los olvidados y que continúan siéndolo.