Amnistía Internacional observa avances en justicia y denuncia la vituperación de la protesta social en Chile

  • Londres, 28 may (EFE).- Amnistía Internacional (AI) informó hoy de que en 2008 observó "algunos avances" en la puesta a disposición judicial de responsables de violar los derechos humanos en Chile y denunció la "criminalización" de la protesta social.

Amnistía Internacional observa avances en justicia y denuncia la vituperación de la protesta social en Chile

Amnistía Internacional observa avances en justicia y denuncia la vituperación de la protesta social en Chile

Londres, 28 may (EFE).- Amnistía Internacional (AI) informó hoy de que en 2008 observó "algunos avances" en la puesta a disposición judicial de responsables de violar los derechos humanos en Chile y denunció la "criminalización" de la protesta social.

En su Informe anual sobre los Derechos Humanos en el mundo, AI indica que en Chile "los pueblos indígenas y las personas que defendían sus derechos siguieron siendo víctimas de violaciones a los derechos humanos".

Las manifestaciones de protesta, con frecuencia por reclamaciones sociales, "fueron objeto de una creciente criminalización", y en algunos casos se acusó a la policía de uso "excesivo" de la fuerza contra manifestantes.

El informe agrega que las "tensiones entre las autoridades y los pueblos indígenas -en especial la comunidad mapuche- siguieron siendo muy fuertes", lo que relaciona con la expansión forestal y minera. AI cita dos casos de violencia vinculados a reclamaciones indígenas.

El Gobierno, indica, puso en marcha el Pacto Social por la Multiculturalidad, "un marco político para el reconocimiento de los derechos de los pueblos indígenas".

Con respecto a la aplicación de justicia por violaciones a los derechos cometidas durante la dictadura de Augusto Pinochet (1973-1990), AI cita cifras oficiales que dicen que "seguían vigentes 1.125 casos" ocurridos durante ese período y "3.195 ya habían sido sujetos a investigación".

Al finalizar 2008, "un total de 245 miembros de las fuerzas de seguridad habían sido condenados en relación con 115 casos", detalla el informe de AI.

Destaca también "novedades importantes" en varias causas y cita, entre otras, la condena de Manuel Contreras, ex jefe de la extinta Dirección de Inteligencia Nacional (DINA), que "fue declarado culpable de los homicidios del ex comandante en jefe del Ejército Carlos Prats y de su esposa".

Contreras, ya en prisión por otros casos, ha sido condenado a prisión perpetua.

En cuestiones sociales, AI indica que en las cárceles chilenas hubo en algunos casos "fuerza excesiva" en los castigos y un "grado de hacinamiento sin precedentes".