Chaves insiste en que su cometido es escuchar a las CCAA para llegar a un acuerdo antes del verano

Areces traslada a Chaves la necesidad de un "mayor esfuerzo financiero"

OVIEDO, 5 (EUROPA PRESS)

El vicepresidente tercero del Gobierno y ministro de Política Territorial, Manuel Chaves, insistió hoy en que su cometido ante la reforma de la financiación autonómica es escuchar a todas las Comunidades Autónomas para impulsar un acuerdo antes del verano y que él no trata de cifras concretas con los líderes regionales porque ése es cometido de Elena Salgado, la vicepresidenta económica.

Chaves visitó hoy el Principado de Asturias dentro de la ronda de encuentros con los Ejecutivos autonómicos y se reunió con el presidente, Vicente Álvarez Areces, durante dos horas y media.

El ministro de Política Territorial explicó que el "encargo" que tienen tanto él como Salgado es el de, tras hablar con todas las comunidades, elaborar una propuesta "concreta", en la que se detallarán ponderaciones y cifras, y convocar al Consejo de Política Fiscal y Financiera antes del verano para aprobar el nuevo sistema.

El vicepresidente tercero apuntó también que respeta las reivindicaciones que le trasladó hoy Areces, porque estaba defendiendo los intereses de los asturianos, y explicó que el envejecimiento y la dispersión servirán de ponderación en el modelo, tal y como pretende Asturias.

Chaves e mostró confiado en que se pueda llegar a un acuerdo que satisfaga a todas las comunidades y en las que variables como la dispersión, el envejecimiento, la superficie o la población 0-18 años "tengan su importancia". Es decir, el criterio básico de la población, ha de ser "ponderado" por esos parámetros.

ACUERDO MULTILATERAL

En todo caso, subrayó que el modelo final ha de ser fruto de un acuerdo "multilateral", rechazando así cualquier tipo de acusación sobre una presunta relación bilateral con Cataluña. "Lo que me preocupa no es llegar a un acuerdo con Cataluña, sino con todas las comunidades", apuntó. Además, negó que haya hablado con Cataluña o con cualquier otra comunidad de cifras concretas.

El objetivo, para Chaves, es conseguir la "igualdad" de acceso de todos los ciudadanos a los servicios públicos "vivan donde vivan". Garantizó que nadie va a perder con el nuevo modelo y apuntó que el sistema garantizará la suficiencia y fortalecerá la autonomía financiera y a la corresponsabilidad fiscal de las comunidades autónomas.

Así, Chaves es partidario de que se reduzca el amplio abanico que existe en la actualidad en las cantidades correspondientes a la financiación per capita, porque esa señal será un signo de un sistema más igual.

UN MAYOR ESFUERZO FINANCIERO

El presidente del Principado de Asturias dijo por su parte que el nuevo modelo de financiación autonómica requerirá un "mayor esfuerzo financiero" por parte del Estado, algo que consideró "difícil, pero no imposible". Areces hizo estas manifestaciones en una rueda de prensa conjunta acompañado por el vicepresidente tercero y ministro de Política Territorial,

Areces, que reconoció "avances" desde el pasado año hasta la actualidad en la reforma del modelo, explicó los planteamientos que, según el Principado, ha de reunir el modelo. Apostó así porque el sistema incluya el envejecimiento y la dispersión como factores que encarecen los servicios y que contribuyen a "disparar" el gasto.

Pero también solicitó que el sistema clarifique todo lo relativo a la financiación de la Ley de Dependencia. A juicio del dirigente asturiano, las comunidades autónomas están soportando una participación en el gasto superior a la prevista, y la financiación de estas prestaciones se "ha desequilibrado", dado que hay más personas dependientes de las previstas inicialmente.

Por último, Areces dio que el modelo ha de incorporar a Asturias a un Fondo de Cooperación, que permita equilibrar el coste de servicios. El presidente del Principado explicó que las diferencias entre ingresos y gastos del sistema ha ido aumentando, por lo que es necesario corregir ese aspecto.

TRANSFERENCIAS

Sin embargo, el encuentro entre Chaves y Areces no trató sólo de financiación. Ambos dirigentes hablaron también de otros asuntos, como las transferencias que quedan pendientes para delegar a Asturias. Así, Chaves se comprometió a dar "un impulso" a la transferencia de las cuencas hidráulicas, sobre la que sólo existe un "problema de valoración", para que el traspaso sea efectivo el 1 de enero de 2010. También recogió la petición de Areces de agilizar los trámites para transferir el Parque Natural de Picos de Europa.

Otros asuntos de los que se comprometió a trasladar en Madrid, en este caso al ministro de Fomento, José Blanco, fueron la llegada del AVE a Asturias y la financiación del puerto de El Musel (Gijón). Chaves comentó que El Musel tiene un sobrecoste "que hay que resolver" y destacó su importancia para Asturias porque no sólo es un puerto, sino un centro energético.