El obispo de Sigüenza advierte de que las manifestaciones de clérigos en contra pueden perjudicar a la Iglesia

GUADALAJARA, 19 (EUROPA PRESS)

El obispo de la Diócesis de Sigüenza-Guadalajara, monseñor José Sánchez González, se mostró hoy contrario a que la Iglesia "como colectivo" participe en manifestaciones organizadas por otras instituciones u organizaciones para protestar contra la reforma de la Ley del aborto y explicó que los sacerdotes u obispos pueden expresar su rechazo de forma particular pero es distinto que aparezcan en manifestaciones o protestas "en la calle" porque su presencia "puede incitar a que se pongan en marcha tendencias anticlericales".

En rueda de prensa, aseguró, por otra parte, que lo que está ocurriendo en torno a la normativa legal para regular el aborto es "gravísimo y muy preocupante" porque pone de manifiesto "que estamos en una sociedad que no apuesta por la vida sino por la muerte".

En ese sentido, dijo que "me echo a temblar" cuando pienso que el Gobierno está tomando esas decisiones "después de hacer encuestas y comprobar que la mayor parte de los ciudadanos comparten esas ideas".

El obispo de Sigüenza explicó que no puede estar de acuerdo con que una niña de dieciséis años pueda determinar si aborta o no "como si se quitase un grano" aunque matizó que no era cuestión de edad sino de anteponer la vida a la muerte "ya que la decisión de matar no se puede tomar ni con quince ni con setenta y cinco años".

Además, en relación con el acceso a la píldora del día después, recordó los peligros a los que se pueden exponer las jóvenes "si tenemos en cuenta las explicaciones de muchos científicos".

Monseñor José Sánchez González hizo estas declaraciones en la presentación del Presupuesto de la Diócesis, que contempla un déficit de más de dos millones de euros, y en el adelanto de los actos que se van a llevar a cabo en Guadalajara durante la Jornada Mundial de las Comunicaciones Sociales del próximo día 24.

Según el obispo, este año se hablará de las nuevas tecnologías "que son muy positivas" pero a las que se debe encarar con precaución "porque puede suceder que las amistades virtuales que surgen con la posibilidad de interrelación con todo el mundo nos pueden aislar de quienes tenemos más cerca".